El foro Plural
Si quieres disfrutar de todos mis tutoriales, Regístrate.

...el bien y el mal ...

Ir abajo

...el bien y el mal ...

Mensaje por Intelectito el Mar Jul 04, 2017 3:30 am

¿Que es el bien?
El bien es:

El estado más óptimo de todas las cosas, lo ideal, aquello que está en su legítimo lugar, en su correspondiente ecosistema, sea desde el mundo conformado por los átomos más simples, hasta las abstracciones más sutiles que el intelecto más eminente pueda concebir.

El bien es también, el perfecto equilibrio de las necesidades, ideales y anhelos de las criaturas con un alma, lo más alto del desarrollo de los espíritus, la superación de todas las taras, prejuicios y legalismos de todas las filosofías y religiones abstrusas que en nombre de un dios de concepción humana, o pensador existencialista ha hecho del hombre, una pretensión de si mismo, una caricatura de su linaje celestial.
El bien es finalmente la moral del ser más Santo, Justo, Íntegro, e Inmutable; el bien es Eterno, Soberano, Bienhechor, Constructivo y Omnisciente, algo así es insondable en sí mismo, aunque en él vivimos, nos movemos y somos, porque él es Dios, nuestro creador.

El abnegado bien, fue milenariamente incomprendido
Porque el bien es un tapiz....

Una especie de fondo de escenario, un ignoto cielo, en el que lo cotidiano se plasma indiferente a todo juicio de valor subjetivista, pero en cualquier momento de la progresión natural del bien, nos percatamos de cosas que están fuera de armonía, entonces como una mancha en una superficie diáfana lo malo adquiere protagonismo, al grado de engañarnos pensando que el es “paralelo” y complementario al bien, una “interdependencia de opuestos” y como vivimos en el bien que es responsable de que todo lo que hacemos sea productivo, eso nos hace insensibles a su presencia, produciendo así la negación de lo obvio.
Por esto la "sabiduría" oriental es solo una manipulación sutil de la realidad, que presume de “iluminación” y los dudosamente perspicaces caen redondos y cándidos en estos presupuestos, porque no comprenden ni saben diferenciar la realidad objetiva de lo que implica el modo y forma de ser de las cosas.

Si se tomara en cuenta que la faceta indeterminable del bien y el mal que lo hace "impropia" a la razón que pretende ser autónoma de toda regla de vida aunque ella sea necesaria y justa, es al fin contraproducente en todos sus consecuencias y, ni blandiendo la bandera de la falsa libertad que pretende el fin de los "tabúes" y "represiones" que solo es libertinaje, no puede dar sentido de realización al individuo, pues al fin todo eso es el fermento de una especie de sinapsis en la que los contravalores justifican todos lo vicios y aberraciones de la inhumana actividad, lo cual siempre pende de la elección de cada cual respecto a su vida...

Lo que verdaderamente puede ser considerado territorio del libre albedrío es la integridad, que basada en los valores universales estandarizaría toda conducta trascendiendo fronteras e idiomas, como vemos que ocurre cuando las personas realizan movimientos para alguna causa de responsabilidad o necesidad de todos, éste es por ejemplo un beneficio que podemos obtener de la constante del bien y si esto se hiciese a nivel personal evitando la disyunción del mal para neutralizarlo, podríamos cuando menos ser parte de las soluciones sin la intermediación de alguna forma de institución, siendo esto el uso pleno de la libertad lo cual es también es finalmente ponderado por un juicio de valor equivalente a asumir la felicidad no como un fin sino como un estado adyacente al bien.

Pero, ¿Acaso, el bien y el mal no existe solo como producto de la mente? No, porque la mente siempre se abstrae en la observación de objetos que perciben sus sentidos desde una perspectiva de valor, etc.

¿Porqué se ilustran entonces en la pluralidad del devenir?
Porque el bien es “el” estado de equilibrio propio de todas las cosas, inversamente el mal pretende serlo también aunque comprendamos su naturaleza por que se lo puede observar aún en las bestias y los objetos inanimados como degradación, lo trágico es que un ser humano se resigne a creer que pertenece o proviene de alguno de ellos, siendo ésta la teoría académicamente impuesta sobre la se atrincheran los que prefieren el mal como forma de ser y productividad, para no tener que ser responsables del mal uso de su libre albedrío; en esto yo tengo claro que no obstante haya todas las explicaciones o evidencias de lo que no puede probar la ciencia, finalmente cualquiera puede negarse a creerlo, pues huyendo de la luz de la razón íntegra, se refugian en las tinieblas de lo absurdo y asimétrico del pensamiento con bases corruptas, por lo cual no es raro que vivan en la incertidumbre, lo cual es precisamente lo que explota cualquier religión como la elite científica del mal, proyectando hacia la verdad de Dios los defectos e intenciones en la que se encuentran inmersos.

Pero más aun pretendido refinamiento de una nueva moral muchos creen que el bien y el mal solo existen en nuestras percepciones, convicciones, o ideologías pero es obvio que los que lo definieron así, lo hacen con una mentalidad estructurada por objetos e ideas corruptas como si un germen infeccioso tratara de fabricar la penicilina, o tan solo desde su imaginación avalada por una cultura fragmentaria, sinuosamente amañada por los contravalores y la auto justificación de las defecciones humanas haciendo la vista gorda de las consecuencias que tienen al mundo de mal en peor, para lo cual eso si toman a Dios como el responsable por no “impedirlo” esta actitud ilustra lo patético que es no tener idea de lo que es en verdad el libre albedrío.
avatar
Intelectito
Veterano Plus
Veterano Plus

Mensajes : 771
Fecha de inscripción : 15/05/2017
Edad : 53
Localización : Santa Cruz - Bolivia

Volver arriba Ir abajo

Re: ...el bien y el mal ...

Mensaje por Rusko el Mar Jul 04, 2017 1:05 pm

Es difícil explicar el bien y el mal a una piedra, a un planeta o a un átomo de uranio. Incluso es difícil explicárselo a un ácaro. Ya…, los que leemos esto no somos ni piedras, ni planetas, ni átomo de uranio ni ácaros. Es que jugamos con ventaja…, y sin embargo, vista la Tierra desde cientos de millones de kilómetros, es indistinguible tanto la piedra como el átomo de uranio, el ácaro o la persona que lea este foro. Todo parece que está en equilibrio, visto a esa altura…

Entre las recomendaciones que se ponen automáticamente (supongo que son sugerencias según el tema del hilo) al final de la página, hay un tema que se llama “El mal no existe… el bien tampoco”. Es el típico pensamiento de la piedra, el ácaro, el átomo de uranio…, pero consta que hay seres humanos que escriben así y piensan así. ¿Será que el mal no existe, ni tampoco el bien?, ¿ni aunque siquiera sea una construcción moral del ser humano? Eso me recuerda la frase de nosequién, que decía que “si Dios no existe, todo está permitido” (he hecho un paréntesis, me he metido en google, y esa frase la dice Dostoyevski en los hermanos karamazov)…., y cuando todo está permitido, es el caos. Quizá no sea el caos en el Cosmos (total, ¿qué es la sociedad humana para el universo?. Átomos y moléculas…, como cualquier estrella o como cualquier planeta), pero aunque no sea el caos en el cosmos, sí lo es para la sociedad humana, y la misma destrucción de ella (¿de qué me sirve a mi ser un amasijo de moléculas orgánicas que sirvan de alimento a bacterias, también amasijo de moléculas orgánicas?. Yo como amasijo no podría postear  [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] )
avatar
Rusko
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 4820
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

... ¿y qué es el mal? ...

Mensaje por Intelectito el Mar Jul 04, 2017 3:13 pm

A la luz de esta apología del Bien, se preguntará usted:

¿Y qué es el mal?

El mal es nada, pues no se le puede observar sin la existencia del bien, porque como un parásito subyace en el, esperando la más pequeña discontinuidad en la realidad del bien, para oponérsele y esto no podría ser posible sin el libre albedrío de las criaturas pensantes, porque solo en la inteligencia inherente a los seres hechos según el modelo del bien, se puede definir un concepto del mal, ya que en esencia es una disyuntiva a todo lo que es bueno, justo e íntegro.

Pero lo pavoroso del mal es que tomó inteligencia y sustancia en una entidad llamada diablo o Satanás el cual es un espíritu corrupto, adquiriendo así supremacía, dominio, y potestad en el universo conocido, el cual goza de un acérrimo anonimato en el medio de sus principales adeptos, los cuales mienten al negarle para así tener el mérito de lo que produce este ente para su vicios y oscuros propósitos, es decir que el mal llegó a ser una entidad y también planea finalmente hacerse tangible en el universo, pero esto es una revelación más espeluznante aún.

Pero ahora debemos desentrañar al mal, imagino que más de uno se preguntará:
¿Qué, como, cuando, donde, porqué y quien es el responsable?

Origen del mal.-

Un ángel produjo el mal ...
EL ESTIGMA DE LA CREACIÓN

Nos situaremos antes de que Dios iniciara su labor en los seis días creativos, Para comprender una nefasta realidad preexistente al hombre, esta es, la existencia del mal, y sus consecuencias.

Al tratar de superar todo lo que llamamos pecado, corrupción, o su equivalente en cualquier sistema de pensamiento, vemos que las religiones, principios éticos, etc. Siempre se han limitado a metodologías pragmáticas e idealistas para estar exentos de toda culpa y contaminación, o a la altura de un “Karma” donde la conciencia es el referente de los resultados, pero vemos que estas cosas nunca han podido eliminar la maldad de la naturaleza humana, porque a los practicantes solo les interesa estar en equilibrio psicológico o en armonía con el entorno natural, social, y otros.
Existe una delgada línea subjetiva que nos separa del verdadero concepto de lo opuesto al bien; y es que debemos considerar el estado esencial del mal como razón de ser del pecado y sus derivados.

Podemos ver en el libro de Dios el origen del pecado en el tiempo y circunstancia, pero ahora lo veremos a un nivel de características personales, en el principio y es algo satisfactorio pues ninguna religión o sistema filosófico o ético posee una explicación sustancial al respecto, mas bien se cree que el hombre puede si desea, considerar el pecado como una tara voluntaria.

Por tanto, es pues necesario escrutar más detalladamente el instante crucial en que un perfecto ángel de Dios inició su carrera antagónica a su creador con los resultados ya expuestos, así la revelación de Dios nos dice que un ángel fue expulsado del cielo por rebelde, en la prehistoria del universo.

¿No le intriga saber cual fue la causa que produjo la rebelión de este ángel para ser expulsado de los cielos?, éste era un querubín protector de nombre Lucero era muy hermoso y distinguido, entérese de lo que pasó por ello.

El momento del mal:

“Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura,
corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor;” Ez. 28:17

Para comprender esto, realicemos la “reconstrucción” de los hechos, con base en los antecedentes, condiciones y posibilidades.
Habíamos dicho que este ángel Querubín, vivía en la misma presencia de Dios en permanente gratitud y adoración a su creador, porque existía para este propósito y razón, al igual que todos sus compañeros angelicales, dirigiendo la adoración a Dios, en la luz del bien, hasta que, un día ...
... en un momento de solaz personal, paseando por los cristalinos ambientes celestiales, o talvez en la intimidad de sus aposentos, se observo a sí mismo, en todo su esplendor y, en una millonésima de tiempo, su ego desplazó al creador quien siempre había sido el dueño de todas sus afecciones y pensamientos, hasta ese momento, esta incidental y cándida apreciación de si mismo, produjo un desequilibrio en sus emociones, que hasta ese momento habían sido continuamente para su creador como razón de ser, fue, un instante sin glorificar a Dios, que le hizo sentir algo nuevo, algo diferente, un opuesto a lo ya experimentado, a la ingenuidad y dependencia, es decir una pequeñísima introversión y, dada su perfecta calidad moral sintió despropósito por primera vez.

Pudo haber dejado de lado aquello y volver su atención al normal desempeño angelical, pero no lo hizo, le detuvo la intriga de esta experiencia, y se dio cuenta que había descubierto otro lado de la misma realidad que para él había sido la única hasta ese día y constató que un opuesto coexistía de manera intrínseca con lo bueno y hermoso que había conocido hasta momentos atrás; y supo que algo ahora había sido diferente, descubrió así que había la posibilidad de variar la constante de su vida, ver desde otro ángulo su realidad y, o hacer lo opuesto y sin existir ningún motivo externo para con él, abstraído, comenzó a pensar relativamente buscando curiosamente más opuestos y esto le produjo más emociones, egocentrismo, independencia, poder;....

... en un juego travieso con su sabiduría se fue oponiendo a los designios del creador y alcanzó un infinitesimal grado de soberbia por su descubrimiento, el cual fue creciendo en la medida de sus nuevos presupuestos, (cosa frecuente en los investigadores y académicos) de esta manera se enalteció su corazón a causa de su hermosura y alabó más su belleza y dejó de dar la gloria a Dios por ello, como antes siempre lo había hecho y así originó y dio el paso a una nueva dimensión otro estado, el del mal y de la oscuridad, en la cual se propuso ser “semejante al Altísimo”.

Corrompió su saber usando el bien como cosa a que oponerse, seguro pensaba: ¿Qué pasa si no hago lo de siempre? ¿Siendo yo tan especial, puedo hacerlo? ¿Qué posibilidades habrá en el lado opuesto al bien?; y así, llegó a dar consistencia al mal en la creación haciendo de él una nueva entidad que al fin contaminó al resto de las criaturas, a unas pervirtiendo sus conciencias y naturaleza, a otras atribuyéndoles fines opuestos al de su creación, entonces es que la raza humana llegó a ser partícipe de las defecciones del ángel caído, por ello seguiremos hablando más de este asunto.

CONCEPTO DEL MAL.-

De acuerdo a ésta revelación ¿podemos expresar un concepto del mal esencial?, ¡Sí!, por que es tan cotidiano en nuestras mentes este juego volitivo de decidir entre lo que son las cosas o pueden ser, según mentalidades absolutistas y relativistas, etc. o principios generales y particulares, convenientes o perjudiciales, prejuiciados o ingenuos.

Podemos decir que el mal es: UNA DISYUNTIVA y POSIBILIDAD, en todo lo bueno, justo, correcto, o lo que sean sus equivalentes.

Definiendo:
Disyunción = Separación de dos realidades en la que cada una está referida intrínsecamente a la otra.
Porque nada es unilateral en esta dimensión de la creación.

El mal es siempre una posibilidad plausible y que consiste tan solamente en dejar de hacer lo bueno y justo.
Aparenta ser una interdependencia de opuestos (Yin Yang) o “no hay mal que por bien no venga”; pero el bien es el estado primordial de todo porque preexiste al mal, el bien es el equilibrio permanente de la totalidad y supera al mal porque su fuente es Dios y él es Santo, Eterno e Inmutable.

Por eso el bien es la base de la felicidad y si el cielo se es feliz es porque allí no existe el mal y ni aun en la corrupción del universo el mal es valorado por nadie. de manera que hasta el malvado aprecia que sus maldades le salgan bien y a su modo es feliz por ello.

Recapitulando ...

EL BIEN ES LO ABSOLUTO CONCRETO E INMUTABLE, por eso es la eterna integridad, y solo se puede tomar un ”alias” de él para corromperlo.

Así: El mal pertenece al sub-mundo que subyace en el surrealismo de la realidad como un sustrato abstracto de lo subjetivo en una fantástica progresión de variables que corrompen las cosas y los sujetos que lo pueden ponderar ....
avatar
Intelectito
Veterano Plus
Veterano Plus

Mensajes : 771
Fecha de inscripción : 15/05/2017
Edad : 53
Localización : Santa Cruz - Bolivia

Volver arriba Ir abajo

Re: ...el bien y el mal ...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.