El foro Plural
Si quieres disfrutar de todos mis tutoriales, Regístrate.

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por Tombraider el Dom Feb 18, 2018 7:46 pm

BASES
Cada concursante escribirá uno o dos relatos que no sean ni muy cortos ni muy largos

El plazo para la publicación de relatos acabará el 28 de febrero

El sistema de votación será el siguiente: podrán votar tanto los participantes como los no participantes. Se votará de 5 a 1 puntos a los relatos que más nos hayan gustado

No podremos votar por nuestro propio relato, creo que esto resulta obvio

El premio para el/la ganador/a será elegir el tema para el siguiente concurso
Tombraider
Tombraider
Magna Cum Laude
Magna Cum Laude

Mensajes : 5154
Fecha de inscripción : 09/06/2017
Edad : 30
Localización : Pandora

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por duende el Dom Feb 18, 2018 8:28 pm

Ok, abro el concurso con el mío, si puedo escribiré otro.

LA MUÑECA

Se sentía cómoda allí, era una sensación extraña, un estar pero sin estar, podía percibirlo todo con nitidez, al menos sus sentidos más básicos (vista y oído), habían sido conservados; atrás habían quedado la mayoría de sensaciones que le habían acompañado desde su nacimiento, el dolor, las cosquillas, y hasta el picor de nariz que tan incómodo resultaba cuando, inoportunamente, se presentaba en momentos en que no te podías rascar; echaba de menos sentir la caricia del viento en la cara, el suave tacto de unas sábanas de raso, el perfume de una rosa o el gusto de un buen vino.  Pero renunciar a esas sensaciones merecía la pena, además, solo era un estado transitorio.

Si tuviese que describir su nuevo estado diría que era de mansa placidez, no había dolor, ni placer, no había sobresaltos emocionales, ni razones para reír o llorar (además, no podía hacer ninguna de las dos cosas).

Todavía recordaba el largo trayecto que la había llevado hasta allí, el diagnóstico de la enfermedad, los agresivos tratamientos para frenarla, el miedo y la incertidumbre que acompañaron al proceso y, al final, el más fatal de los diagnósticos: sólo le quedaban 6 meses de vida.  Sintió que el mundo se hundía bajo sus pies, la larga lucha no había servido para nada.
No quería desaparecer, no quería morir, aún le quedaban tantas cosas por hacer……

Su médico le habló de un nuevo avance de la medicina biogenética combinada con los últimos avances informáticos, una técnica experimental que estaba dando razonables resultados en los pacientes tratados.  La clonación de seres humanos, por razones puramente terapéuticas, hacía años que se había aprobado y legislado de forma que no entrase en conflicto con la creación de un nuevo ser humano totalmente independiente y con conciencia de sí mismo.  Su caso entraba dentro de lo que la ética médica podía contemplar: una persona joven y con una larga vida por delante, pero con una enfermedad que quizá en un futuro tuviese una solución, de momento no la había.

El precio era otra historia, si bien todo estaba mayoritariamente financiado por una entidad privada que combinaba medicina y tecnología, sólo estaba en fase experimental, ella formaría parte de los experimentos, donaba su cuerpo a la ciencia para los nuevos avances eximiendo de toda responsabilidad a la entidad en caso de que el resultado fuese negativo.  Pero… ¿qué tenía que perder?, la muerte estaba ya tras la esquina.

Los primeros preparativos comenzaron con celeridad, la extracción de ADN y el cultivo para posterior desarrollo del nuevo cuerpo, con las modificaciones genéticas necesarias para evitar la enfermedad, pero no estaría listo en 6 meses, la muerte era inevitable.  La propuesta médico-tecnólogica había sido tajante, no había posibilidad de traspasar su conciencia una vez fallecida, había que practicar una eutanasia a su enfermo cuerpo cuando aún conservaba todas sus facultades intactas y, en el último momento, transferir su conciencia (sus recuerdos, su inteligencia, sus sentidos básicos), a un programa informático diseñado especialmente para escarbar en el cerebro humano y reproducir y almacenar cada conexión neurológica de forma idéntica.  ¡Qué paradójico!, podía clonarse un organismo vivo, pero no podía conservarse su identidad, era científicamente imposible.
Le explicaron que el chip con toda la información de su conciencia iría insertado en un objeto portador, una muñeca especial de reducidas dimensiones, lo que le permitiría tener un cierto contacto con el mundo mientras su nuevo cuerpo era desarrollado.  Después el chip sería insertado en el cerebro de su nuevo cuerpo y podría retomar su vida.

Lo último que recordaba de su “muerte” era la inyección, después un agradable letargo y después…. nada durante un tiempo.

Miró periféricamente, no sabía muy bien dónde estaba y sus ojos solo podían mirar en línea recta, no tenía movilidad ocular; escuchaba sonidos de pasos humanos, el chirriar de unas ruedas metálicas y veía un largo pasillo por el que parecía desplazarse.  Finalmente, el chirriar de ruedas metálicas cesó, vio acercarse la figura de un hombre con mono de trabajo blanco y el logo de la entidad de investigación en el pecho.  El hombre parecía de su propio tamaño. Vio que la cogía y la trasladaba, de pronto sintió como si se balancease suspendida en el vacío, delante de ella parecía haber otras muñecas, todas oscilaban en vaivén.  Escuchó el sonido de un mecanismo ponerse en marcha y vio que avanzaba, todas las muñecas avanzaban en línea recta hacia un punto indeterminado al final de la hilera.

Unos metros después pudo leer un letrero:

“Area de reprogramación y coordinación psico-motriz de robots escort”

Quiso llorar y gritar, pero de sus ojos de muñeca no saldría ninguna lágrima, ni de su garganta ningún sonido…….

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción 47b2e44ad5munieca_robot_sexo

duende
Veterano/a
Veterano/a

Mensajes : 185
Fecha de inscripción : 13/12/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por Tombraider el Mar Feb 20, 2018 4:14 pm

VIAJE INTERESTELAR

Aquel era mi primer viaje interestelar, estaba nerviosa. Al pasar por el mostrador de aduanas el microchip que llevaba integrado reveló que todo estaba bien en mi organismo. Al poner el pie en la escotilla de embarque de la nave el pulso se me aceleró. Me acomodé en mi asiento y una sirena dio un gran aullido y la gente se apresuró a entrar y ocupar sus lugares

La nave despegó y fuimos proyectados al espacio profundo y oscuro. Y atrás quedó la Tierra, en la cual la fecha era 15 de mayo de 3087. Viajamos a una velocidad cercana a la de la luz a un lugar donde el tiempo no existía tal y como ahora lo conocemos.

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción 562676620009cfb6558e04e99556e09d

Después del primer "día" de viaje la nave empezó a vibrar y el comandante avisó por megafonía que estábamos entrando en una zona con turbulencias, para tranquilizarnos. Pero yo intuía que algo pasaba, me levanté y le pregunté a la azafata de vuelo si podía visitar la cabina. No me puso ninguna pega y cuando entré vi un gran ojo de cristal, el ventanal de la cabina, un gran ojo de buey de un metro de alto y dos metros de ancho. Delante de la nave se veían como unas nubes extrañas, parecían muy compactas, y en el centro de ellas un gran círculo negro.

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Hqdefault

Le pregunté al comandante si aquello era normal. Dijo que no había visto antes nada igual pero cuando quiso rodearlas una fuerza gravitacional nos llevó directamente hacia ellas, hacia el círculo negro. La nave atravesó las nubes en medio de unos temblores que parecía se iba a desmontar. Duró apenas 10 segundos, y después el silencio y la oscuridad

De repente apareció a lo lejos un planeta y conforme nos acercábamos no dábamos crédito a lo que veíamos, era La Tierra, pero cómo? Deberíamos estar a años luz de ella, cómo era posible que la tuviésemos delante.  Los controles de la nave habían sufrido con la sacudida de entrada en la nubes y el comandante decidió aterrizar.

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Tierra

Nos acercamos hacia nuestro planeta y nos dispusimos a tomar tierra, cuando nos acercábamos a la pista de aterrizaje dos cazas se apostaron a los lados de la nave. Desde la torre de control pedían que que nos identificáramos o nos derribarían. Tras media hora de conversación entre el comandante y la torre tuvimos permiso para tomar tierra

Cuando la nave por fin se paró en medio de la pista se aproximaron varios vehículos y me sorprendió que llevaban ruedas para desplazarse y que alguien lo manejaba. Bajamos de la nave y nos llevaron a la terminal. Todo parecía muy extraño, era un edificio supercuadrado. Al pasar por una papelera recogí un periódico que había en ella y me quedé anonadada al ver la fecha: 20 de febrero de 2018

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Vierne10
Tombraider
Tombraider
Magna Cum Laude
Magna Cum Laude

Mensajes : 5154
Fecha de inscripción : 09/06/2017
Edad : 30
Localización : Pandora

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por Rusko el Mar Feb 20, 2018 9:55 pm

No había leído todavía vuestros relatos..., y me sorprende que mi tema es "parecido" al de Duende. Bueno, aquí va:

Despertando del sueño

Como si despertara de un sueño eterno, los ojos de Z (podría ser Zampabol, pero he puesto Z como podría poner K o X) se abrían después de muchos, muchos años cerrados. Lo último que había visto hasta llegar este momento era a un equipo médico rodeándolo, tumbado como estaba en un quirófano, o algo parecido… hace la friolera de 120 años. Sí…, una mujer con una especie de traje de astronauta le traía una tabla donde se reflejaba un calendario: 4 de octubre de 2140. Buffff. La mujer, con una imagen un poco inquietante, no paraba de sonreir y detrás de ella se intuía más personas igual de contentas. El triunfo era evidente: desde el último año se empiezan a “resucitar” los cuerpos congelados hacía más de un siglo, que tras sonados fracasos, perdida de tiempo, dinero y vidas, empiezan a funcionar, para pasmo de la sociedad.

Pero Z, solo es una cabeza. Su marchito cuerpo lleno de pústulas, órganos podridos por la metástasis cancerígena que le llevó a la tumba criogénica no vale ni para comida de cerdos. Z levanta la cabeza y ve unos cables gruesos y delgados, tubos y más tubos que le conectan a una máquina.

- Tranquilícese, Sr. Z. El triunfo de poder revertir los efectos de la criogenización en lo que queda de su cuerpo solo es el primer paso. Desde hace medio siglo ya se pueden trasplantar cabezas de un cuerpo a otro, y eso es lo que vamos a hacer con usted. Mejor, mucho mejor, que su maltrecho cuerpo de 80 años, inservible e incompatible para la vida, hace tiempo que fue incinerado. Le pondremos un cuerpo de hombre en su plenitud de vida. Lo mejor sería que fuese un clon suyo, pero no hay tiempo de criarlo (todos los que tienen posibles tienen su ejército de clones para casos como este). Tomaremos el cuerpo de algún donante y modificaremos la respuesta de su cerebro para que no haya un rechazo.
- Mmmmmmm (Z no sale de su asombro). Bueno, vale, ejem…, estoy en sus manos, doctora.
- Le haremos algunas pruebas más a su cerebro, y le dormiremos de nuevo para efectuar el trasplante

Pasó un tiempo…., y de nuevo, Z vuelve a abrir los ojos. Ya se acuerda de dónde está y de cómo está…., y lo que ve le deja pasmado. Sí…., en un abrir y cerrar de ojos era 4 de octubre de 2140, y ahora es 15 de diciembre… de 2141. Un año y dos meses de siesta. Y no se había enterado. Aparecen los médicos, que ya saben que Z acaba de despertar:

- Buenos días, Sr. Z. ¿Preparado para disfrutar de su nueva vida?
- Mmm ¿estamos en 2141…, diciembre?, ¿ha pasado un año más?
- Sí, es que no queríamos despertarlo recién trasplantado porque el cuerpo necesitaba rehabilitación, así que, hasta que no ha acabado esta rehabilitación no le hemos despertado. Está usted para echar andar ahora mismo

Z se levanta. Está desnudo. Tiene un cuerpo escultural, musculoso, como si hubiera estado toda su vida machacándose en el gimnasio.

- ¿De dónde han sacado este cuerpo?. Hasta soy mucho más alto que antes!!
- El protocolo nos impide decirle de dónde se recogió el cuerpo donante, pero en estos tiempos no es difícil

Como no puede sacar más información Z, pues deja la cuestión de lado y se pone a admirar su nueva vida, tan distinta a la decrepitud de la que venía.

- Le conviene crearse algún clon (indican los médicos) para que pueda poder rejuvenecerse cada 20 años. Si empieza ahora, cuando tenga 40 años el cuerpo que ahora disfruta, lo cambia por uno de 20. Es caro, pero su posición económica lo permite. No sé si se acordará que disfruta de una herencia abultada que le dejó su tía T. Es cierto que los “proles” (el apelativo coloquial para  los miembros del partido PROletario DE la Mancomunidad Oscura Sindical, PRODEMOS) pretenden ampliar los beneficios del programa “Clóne-se” a toda la sociedad…, pero son unos frikis. Ellos, que son unos niños de papá, todos con clones, saben que si se generalizara ese programa, sería el fin de la Humanidad, porque nadie moriría. Perdón…., le estoy molestando con politiqueos actuales que no va a entender… Ya lo irá usted cogiendo…
- ¿Tengo una gran herencia de mi Tia T?. Tengo que saber mi estado legal, qué es lo que tengo y qué puedo hacer. ¿Tengo DNI? Quizá sea obsoleto y tenga algún chip insertado en alguna parte, jejeje. III Concurso de relatos: Ciencia-ficción 3184136942

Z va paseando con su flamante cuerpo, que le responde a las mil maravillas. Va saltando, tocando el techo, dando volteretas… Se siente un gimnasta, con un cuerpo que no tiene ningún fallo. Pasea por el hospital, con su bata de hospital, y….. a primera vista, tampoco parece que haya cambiado mucho el ambiente hospitalario respecto al siglo XXI. Siguen los hombres y mujeres con sus trajes blancos, verdes… Sí, se ve que está todo robotizado, pero no anda R2D2 y su parentela como Pedro por su casa como se podría sospechar. Quizá el aspecto sea demasiado aséptico, demasiado artificial: todos los médicos, médicas, enfermeros, enfermeras parecen sacados de un concurso de miss o mister universo. ¿Habrá llegado Z a la sociedad perfecta?

Sigue varios días en el hospital, donde los médicos le hacen distintas pruebas, y también para hacerse a la idea de un mundo distinto en el que va a vivir. Está solo, no queda nadie de su época…, pero con ese cuerpazo, hacer amistades será lo más fácil. El consejo local del “Gobierno de los hombres”, nombre que le hace gracia al oírlo por primera vez, es quien gestiona su patrimonio, heredado de las antiguas instituciones. Resulta que no hay países, sino un gobierno mundial, regido por un cerebro electrónico situado en el polo sur (es que genera mucho calor y necesita frío. Tras la 4ª guerra mundial en el 2090 los casquetes polares volvieron a congelarse por todo el polvo en suspensión, y la población mundial se redujo a 300 millones de personas… pero eso es tiempo pasado). Y en cada región y ciudad hay un consejo rector que dirige la sociedad humana. “Bueno”, pensó Z, “ya ha llegado el gobierno mundial que a tantos espantaba…, pero no lo veo mal”.

Se informa de la actualidad en aparatos que son tan parecidos a la televisión, que los llaman televisión. Eso sí, tiene una nitidez absoluta (total, eso casi se consigue en 2018, piensa Z). ¿No hay nada más moderno? Sí, claro….. “échese estas gotas en los ojos y póngase estas lentillas”. Ein……….. Z se pone las lentillas, y entra en realidad virtual, como nunca había visto antes:

Bueno, el mundo no acaba de pacificarse, porque la raza humana es problemática por naturaleza, pero desde la última hecatombe ocurrida hace 50 años, que dejó al planeta tiritando y al borde de la extinción (literalmente tiritando y literalmente al borde de la extinción por el invierno glacial que provocó esa guerra), la nación ganadora de aquella guerra (no sé cómo se llamaría, pero tenía su sede en Buenos Aires. Quizá de ahí ese acento raro que tenían los médicos con la elle…  Rolling Eyes   ) impuso un gobierno mundial sobre los restos de la humanidad caída. Las máquinas y la inteligencia artificial ayudaron mucho, y en un par de décadas la Tierra mostraba un aspecto reluciente. Ahora no hay guerras porque el gobierno de los hombres rige sobre toda la tierra, pero no es oro todo lo que reluce, y la regla histórica dice que un imperio en su momento de apogeo alberga en su interior la chispa que lo hará implosionar. Dentro de la realidad virtual de las lentillas que tiene puestas Z, ve que, precisamente, su caso crea problemas políticos y sociales. Sale su nombre y su imagen en los noticiarios

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Portada

- ¡¡¡Qué es esto!!! No quiero ser tan famoso…., todavía. ¿Por qué me insulta ese tipejo que sale en el noticiario, si no le conozco de nada?. ¿Por qué lleva esa coleta y esas barbitas que me recuerdan a alguien…?
- ¿Quién le ha dado el mando de la tele al paciente????

Y acto seguido, alguien toca el botón, y se apaga la realidad virtual: vuelta al mundo real

- Hey….. ¿Quién me ha quitado la tele? Quería saber por qué salgo en la tele y toda esa gente de prodemos que está manifestándose ante la puerta del hospital
- Debes saber (le aclara el médico) que el proyecto científico del que formas parte no es bienvenido en las fuerzas más reaccionarias
- ¿Por qué? ¿y yo que he hecho?
- No has hecho nada, pero se niegan a que se siga avanzando en el costoso campo de la recuperación de cadáveres congelados y la clonación humana mientras haya niños que no tengan satisfechas sus necesidades básicas como comer una bolsa de patatas fritas o jugar con un clon que le regale gratis el estado.
- ¿Es que seguimos en esas todavía? ¿No era esta una sociedad perfecta?
- Esa sociedad ni era perfecta en tus tiempos, ni lo es ahora…, pero, sí, es cierto que esa es una excusa del partido de los proles, que tienen tomado el mando de los medios y de la realidad virtual, y tienen muchos seguidores. No nos dejan en paz. Yo tengo que ir con escolta a todas partes
- Pues yo voy a salir a la calle, a explicarles que esto es avance científico, y no lo pueden parar.

Los médicos no se lo recomendaban porque Z tenía que seguir sometiéndose a pruebas…, pero como había un cordón entre los manifestantes y la policía mundial, pues no pusieron pegas a las intenciones de Z.

Según Z aparecía por la puerta del hospital a encontrarse con el líder de los proles, suena un disparo que le revienta los sesos a Z. ¡Diantre, Cáspita, Sapristi, Córcholis! El calibre de la bala ha hecho migas el cerebro de Z, y los médicos hacen una mueca de desagrado. Ahora es un montón de material orgánico que no sirve para nada. ¡Cuánto dinero gastado!...., pero hay que seguir con el proyecto:

- Tenemos varios cadáveres criogenados descongelándose, así que haremos los experimentos con ellos. Y sobre la chusma de Prodemos que no nos deja trabajar, que venga un pelotón de la policía mundial y los eche a patadas.
Rusko
Rusko
Magna Cum Laude
Magna Cum Laude

Mensajes : 7898
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por zampabol el Miér Feb 21, 2018 11:37 am

El gran amor de Peter.

Primera parte.

Como todos los días Peter, cuando regresaba  de sus clases en la universidad  trataba de distraerse echando un vistazo en Instagram o Facebook para ver qué novedades había. No le era cómodo escribir en el bus y por eso reservaba ese momento para hacerlo en casa aprovechando la intimidad de su habitación.

Miró las solicitudes nuevas de amistad, las fotografías en las que lo habían etiquetado, dónde sería la próxima fiesta y se dispuso a contestar algunos comentarios bastante desagradables que encontró en su página de Facebook. Estaba bastante alterado con alguno de sus amigos por ciertas indiscreciones que habían cometido y tecleaba con furia.
Justo cuando iba a lanzar su respuesta, la pantalla de su ordenador se volvió inestable. Como había visto en algunas películas antiguas, comenzaron a surcar por el centro de su pantalla unas rayas horizontales y la imagen se distorsionaba y se mezclaba con otras que no conseguía identificar. Intentó pulsar “escape” pensando que algún virus se le había colado pero no percibía ningún cambio, tampoco el ratón le respondía y el teclado parecía haber dejado de obedecerle.  En el momento en el que pensó que lo mejor sería desenchufar el ordenador para que ese virus no terminara de infectarlo completamente, la imagen se estabilizó y apareció ante él la chica más hermosa que jamás había visto.
 
La imagen ocupaba toda la pantalla sin dejar que tuviera acceso a control o ventana alguna. La chica vestía una chaqueta muy extraña  que permanecía parcialmente tapada por la abundante melena morena. Sus ojos lo miraban fijamente a la vez que esbozaba una tímida sonrisa y movía la cabeza muy lentamente como tratando de teclear alguna cosa a la vez que no quería perderlo de vista.
Peter estaba embobado viendo aquella imagen que él pensaba que era de alguna película que se promocionaba con algún sistema nuevo de publicidad.  La chica era tan bella que le fue muy fácil olvidarse de todo y concentrarse en sus ojos rasgados y en su blanca dentadura que iluminaba la pantalla cada vez que sonreía.  Cuando él ya renunció a cualquier intento que pudiera deshacer aquella visión que le parecía un sueño, vio que la chica acercaba su cara al monitor y con la mano levantada le hacía una especie de saludo. El corazón le dio un vuelco y comenzó a latir de forma desaforada dentro de su pecho y su reacción instintiva fue alzar la mano él también y responder a lo que él interpretó como un saludo. Fue en ese momento, en el que la chica rió abiertamente al ver que su saludo era correspondido cuando Peter cayó completamente enamorado de aquel ser angelical que, sin saber por qué , había llegado hasta su ordenador.

Buscaba como loco alguna tecla que respondiera, alguna forma de acceder a alguna ventana que le permitiera entrar en contacto con ella pero todos los intentos eran en vano. Por más que apretaba teclas al azar y que trataba de aplicar todas las combinaciones que conocía, no había forma de que su ordenador hiciese algo más que ofrecerle la imagen de aquella chica a la que no podía dejar de mirar. Volvió a saludar con la mano y ella correspondió con otra sonrisa que se le clavó en el alma a la vez que también movía su mano en señal de saludo.
Cuando ella tocó su pelo y le mandó lo que él interpretó como un beso, la pantalla comenzó otra vez a desestabilizarse y como por arte de magia le volvió a mostrar  su ventana de Facebook en la que estaba escribiendo justo cuando apareció aquella chica. Ahora todo su ordenador volvía a la normalidad y todo volvía a responder.

A partir de ese día, cada vez que volvía de la universidad, exactamente a la misma hora, repetía el procedimiento que había hecho para que aquella criatura maravillosa apareciese, pero pasaban los días y no se volvió a repetir aquello.
Pasaron varias semanas y se dio cuenta de que no podía dejar de pensar en ella. En sus noches pasaba horas intentando recordar algún detalle con el que poder identificarla. Rebuscó en su ordenador si de alguna forma aquella imagen quedó grabada, trató de buscar IPs nuevas o cualquier otra pista que le condujera a ella, pero por más que buscaba no encontraba nada.

Dos meses después, volvió a repetirse lo mismo y la chica volvió a aparecer…

Continuará…..
zampabol
zampabol
Magna Cum Laude
Magna Cum Laude

Mensajes : 8351
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por zampabol el Miér Feb 21, 2018 4:29 pm

Segunda parte


Peter estaba sentado viendo la televisión a la vez que, con el portátil en la mesa, respondía a sus amigos. Volvió a cogerlo por sorpresa el cambió que se producía en la pantalla de su monitor pero esta vez una sonrisa iluminó su cara. ¡Era ella otra vez! Era aquella chica de la que había quedado totalmente enamorado en apenas dos minutos y su corazón volvió a latir desbocado.
Peter vio que a la vez que  en la pantalla de su portátil empezaba a aparecer otra vez aquel bello rostro, en la televisión que tenía enfrente ocurría lo mismo. ¡No podía ser! Su aparato de televisión era antiguo y no tenía conexión a Internet. Su primer impulso fue coger el móvil y llamar a su amigo John que era experto en informática para que le ayudara a localizarla en caso de que la señal volviera a perderse. Tomó el móvil y cuando se encendió la pantalla.....¡¡¡También allí vio el bello rostro de la chica que le sonreía!!
Pensó que estaba empezando a volverse loco y corrió a abrir la ventana para que entrara en la habitación algo de aire fresco que le despejara, pero..........

...cuando abrió la ventana se encontró con el silencio absoluto. El aire no se movía, las hojas de los árboles no se movían, los coches aparecían en medio de la calle absolutamente inmóviles, los viandantes parecían congelados, un gato que estaba cruzando la calle a toda velocidad permanecía  suspendido en el aire como en una instantánea. Todo lo que veía estaba quieto. Miró su reloj y comprobó que las manecillas no se movían tampoco.
Muy asustado volvió a situarse frente a su ordenador y cuando se sentó frente a él, vio que aquella hermosa chiquilla le dedicaba una sonrisa absolutamente maravillosa, y él no pudo hacer más que sonreírle también olvidando el temor que todo eso le había provocado.
Entonces la chica se llevó la mano al pecho y Peter pudo escuchar perfectamente por los altavoces de su portátil, de la televisión y de su móvil las palabras "Kahh y Peter" con un acento tan hermoso que le hizo suspirar.
Ella volvió a hacer el mismo gesto; una mano al pecho y luego señalándolo a él dijo: "Kahh y Peter".  Hizo lo mismo varias veces sin que Peter tuviera capacidad de reacción. Tardó unos segundos que le parecieron eternos hasta que pudo exclamar:

¿Quién eres? ¿Cómo te llamas?

.- Kahh.-

.-¿De dónde eres? ¿cómo puedo encontrarte?.- preguntó atropelladamente y sin darle tiempo a contestar.

Entonces ella cambió su sonrisa por una cara de infinita tristeza y con un dedo dibujó un corazón en la pantalla que permaneció largo tiempo pintado hasta que se fue desvaneciendo poco a poco. El brillo de las lágrimas en los ojos de aquella niña hacían que a Peter se el encogiera el corazón, tanto que cuando vio que una lágrima corría por las mejillas de aquel ser angelical, a él se le hizo un nudo en la garganta.

¿DIME DE DONDE ERES? ¡QUIERO IR A BUSCARTE! gritó desesperado intentando que ella le diera alguna pista para saber dónde se encontraba.
Y en ese momento aquella criatura deliciosa alzó lentamente una mano y Peter pudo ver una imagen del universo. Como en una película de 3D en la imagen aparecía el planeta Tierra que cada vez se hacía más y más pequeño hasta desaparecer en un punto. El sistema solar también se alejaba y vio cómo nuestra galaxia, La Vía Láctea, también quedada reducida a un punto y desaparecía.

Peter estaba anonadado viendo cómo pasaban ante sus ojos galaxias de las formas más extrañas y hermosas; estrellas, soles, más galaxias, cúmulos estelares....hasta que un pequeño planeta de color anaranjado y azul fue haciéndose más y más grande. Cuando la imagen se detuvo en ese planeta, apareció la Tierra junto a él y Kahh los señaló alternativamente diciendo Kahh, Peter, Kahh, Peter....


Continuará.
zampabol
zampabol
Magna Cum Laude
Magna Cum Laude

Mensajes : 8351
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por Shetland el Miér Feb 21, 2018 9:00 pm

Off Topic

Vea el desenlace de esta historia
En nuestra siguiente edición...


Última edición por Shetland el Jue Feb 22, 2018 11:49 pm, editado 1 vez
Shetland
Shetland
Veterano experto
Veterano experto

Mensajes : 1711
Fecha de inscripción : 19/05/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por Farisha el Jue Feb 22, 2018 12:25 am

Qué buenos relatos; se superan en cada concurso, felicidades.
Farisha
Farisha
Veterano experto
Veterano experto

Mensajes : 1649
Fecha de inscripción : 03/05/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por zampabol el Jue Feb 22, 2018 12:30 am

@Farisha escribió:Qué buenos relatos; se superan en cada concurso, felicidades.

Grrrrrr, baneo de dos días. Aquí no se comenta nada. bounce
zampabol
zampabol
Magna Cum Laude
Magna Cum Laude

Mensajes : 8351
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por Farisha el Jue Feb 22, 2018 12:32 am

@zampabol escribió:
@Farisha escribió:Qué buenos relatos; se superan en cada concurso, felicidades.

Grrrrrr, baneo de dos días. Aquí no se comenta nada. bounce

Y tú también has comentado, así que si me voy a las duchas, te vienes conmigo por comentar sobre mi comentario en un sitio donde no se comenta.
Farisha
Farisha
Veterano experto
Veterano experto

Mensajes : 1649
Fecha de inscripción : 03/05/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty 2077: Odisea de Homero

Mensaje por Nietzscheano el Vie Feb 23, 2018 8:19 pm

Ficción social basada en el texto "El Inmortal" de Jorge Luis Borges.

Nota del escritor: no es imprescindible pero sí recomendable ampliamente la lectura de "El Inmortal" de Borges antes de la lectura de "2077: Odisea de Homero".
Prolegómeno: https://www.apocatastasis.com/el-inmortal-jorge-luis-borges-carthapilus.php

2077: Odisea de Homero

Nadie jamás hubiera imaginado que la publicación en 1947 de un cuento del escritor argentino Jorge Luis Borges en la revista Anales de Buenos Aires llamado “El Inmortal” iba a desencadenar la sistematización de la búsqueda del río cuyas aguas borran la inmortalidad y la esclavitud de la totalidad de la Humanidad.

Homero, cuya edad a ciencia cierta ni él mismo conoce, debe estar rondando ya los 3100 años y hace 50 que es el Líder Supremo de la Tierra. No se sabe tampoco a ciencia cierta cómo logró posicionarse allí, nadie le ha visto y nadie puede aseverar que existe sin embargo todos siguen el mandato: buscar el río cuyas aguas borran la inmortalidad.

Estoy escribiendo esto a mis 94 años, ya muy cerca de la muerte y aunque debo ser la última persona mortal que recuerda al mundo libre quiero hacer esto más como un ejercicio mental para abandonar este mundo de abandono de forma digna que como evidencia postrer de que un día, hace tan sólo un aleteo de mariposa, la humanidad fue más que la filiforme adolescencia de involuntariedad que es hoy y que malgasta su existencia en la búsqueda del río cuyas aguas borran la inmortalidad.

La literatura, que como toda actividad humana tocó su cúspide en las primeras tres décadas del siglo XXI, había comenzado como tradición oral transmitida de padres a hijos y hoy volvía a ser eso; ya no hay libros, ya no hay quien lea, ya no hay quien escriba, hoy sólo se cuentan las historias sobre Homero, sobre cómo escribió La Iliada (aunque de La Iliada lo único que existe es el placentero recuerdo que habita en mi mente de haberla leído allá por el año 2017 pues ni el mismo Homero la rememora ya), sobre cómo La Odisea, sobre el homérico periplo de 2000 años por la Tierra buscando el río cuyas aguas borran la inmortalidad y sobre cómo fue que comenzó la debacle, aunque claro, nadie lo ve de esa forma. El comienzo de esta caída estrepitosa fue el día en que Homero, sentado en una banca cualquiera de una plaza cualquiera en cualquier lugar del mundo recibió de manos de una persona cualquiera una versión de bolsillo de El Aleph del ya mencionado Jorge Luis Borges, libro que contiene el cuento también ya mencionado “El Inmortal” y que narra la historia del tribuno militar romano del siglo I Marco Flaminio Rufo y de cómo éste alcanzó la inmortalidad y 19 siglos después también la mortalidad, recobrándola, sucediendo esto 900 años después de que se separara de Homero con el firme propósito de encontrar las aguas que los volvieran mortales pues como dijera Borges adueñándose de las palabras del ulteriormente llamado Joseph Cartaphilus: “Existe un río cuyas aguas dan la inmortalidad; en alguna región habrá otro río cuyas aguas la borren. El número de ríos no es infinito; un viajero inmortal que recorra el mundo acabará, algún día, por haber bebido de todos”

El día que el susodicho librito cayó en manos de Homero, éste cayó en cuenta de que la fuente de la mortalidad existía efectivamente y de que no debía cesar en su búsqueda pues había al fin una noticia cierta de la muerte de un inmortal: en octubre de 1929 Marco Flaminio Rufo alias Joseph Cartaphilus había muerto y sido inhumado en la isla de Ios, lugar, valga recordar, de procedencia de la ya olvidada hace eones madre de Homero y en donde éste hiciera creer al mundo de entonces que se encontraban sus restos sepultados.

Homero organizó al mundo en una suerte de república platónica pero sustituyendo la clase de los guerreros por la clase de los buscadores y haciendo que la clase de los líderes sea ocupada únicamente por inmortales. Los trabajadores manuales están divididos en dos grupos: aquellos que siembran, cosechan, cocinan, maquilan y construyen, que son los que básicamente hacen la subsistencia del resto posible, y aquellos que cuidan de las ratas, construyen las jaulas portátiles y las jeringas y procesan los venenos. A cada buscador se le entrega una rata enjaulada, que ha sido previamente inmortalizada al ser sumergida por los inmortales en las negras aguas del Esepo (fuente de la inmortalidad) y se le asigna un lugar en la margen de un río, posición que ocuparán hasta el ocaso de sus días cuando la longevidad no les permita ya moverse, para que se ocupen en mezclar veneno con muestras de agua para luego inyectar el coctel en la rata esperando que por fin esta combinación sea letal para permitir a los inmortales alcanzar la añorada muerte.

Esta es La Odisea de Homero: su Itaca es la muerte y su mētis es la inconsciente sociedad que ha creado a partir de la supresión de la voluntad y aunque lo que en su mente fueron 10 años hoy van siendo ya más de 3000 en la cabeza de cada ser, y en la de Homero mismo, resuenan de forma constante estas, sus palabras:

“Mientras los maderos están sujetos por las clavijas, seguiré aquí y sufriré los males que haya de padecer, y luego que las olas deshagan la balsa me pondré a nadar, pues no se me ocurre nada más provechoso.”
Nietzscheano
Nietzscheano
Veterano experto
Veterano experto

Mensajes : 1831
Fecha de inscripción : 16/05/2017
Localización : 9°56'26.1"N 84°06'49.5"W

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por zampabol el Mar Feb 27, 2018 12:18 pm

Tercer parte.

la imagen volvió a desaparecer y el corazón de Peter luchaba por salirse de su pecho. Corrió a la ventana y vio la vida tal y como él la conocía. El bullicio diario se mezclaba con el ruido del tráfico.
¿Sería aquello un sueño? ¿Tendría algún tipo de enfermedad mental que le hiciera tener ese tipo de alucinaciones? ¿Cómo podía haberse enamorado de esa manera de una chica que apenas había visto dos veces en la pantalla de su ordenador? ¿por qué no podía dejar de pensar en ella?
Él estaba seguro de que lo que había visto y vivido era absolutamente real, pero había leído que había personas que vivían las alucinaciones como si fueran reales y pensó en llamar a su amigo John y contarle lo que le había pasado.

.-¿Qué te ocurre Peter? te noto muy alterado y apenas te entiendo lo que me dices. Ven a mi casa y hablamos más despacio.- fue la contestación que su amigo le dio al ver que Peter apenas podía hilvanar dos frases de forma coherente.

Cuando Peter llegó a su casa, aún estaba muy excitado y trató de contarle a John lo que le había pasado. John permanecía tranquilo tratando de calmar a su amigo que daba vueltas por la habitación y no era capaz de mantener la concentración.

-.¡¡Peter, por Dios, cálmate!!.- le gritó John.- así no hay forma de que pueda ayudarte. ¡SIÉNTATE DE UNA PUTA VEZ!.- esta vez gritó mucho más fuerte y Peter se sentó al ver a su amigo se estaba enfadando realmente.

.-Temenos que llamar a mi padre.- le dijo John a la vez que apoyaba una mano en el hombro de Peter.

No pasaron ni cinco minutos cuando apareció Paul el padre de John que hasta ese momento permanecía en su despacho ocupado en alguno de sus complicados trabajos científicos. Peter conocía al padre de John casi desde su infancia y conocía su trayectoria profesional como profesor universitario en astrofísica.
Tras un buen rato de conversación, el tono se fue relajando y Peter pudo dar todos los detalles mientras que podía comprobar que el padre de su amigo tomaba anotaciones y le miraba con una gran sonrisa y con los ojos muy abiertos. Paul penas pudo contener la emoción cuando exclamó : ¡Se ha abierto la ventana!

Shocked ¿Qué es eso de la ventana?.- Preguntó Peter.

.-La ventana de la dimensión del amor, Peter. La nueva dimensión que llevo estudiando tantos años y que explica que el tiempo y el espacio son variables que están en función del amor. Una fuerza que no depende ni del tiempo ni del espacio y que se transmite de forma instantánea convirtiendo el universo en perfectamente comprensible y abarcable. La materia tiene unas propiedades que conocemos perfectamente. Hay fuerzas magnéticas que dominamos, fuerzas gravitacionales que podemos medir, distorsiones espaciales que conocemos influidas por las masas planetarias, variaciones del tiempo en función de la velocidad, pero nunca hemos estudiado cómo afectamos los humanos en la materia y cómo nuestros sentimientos pueden hacer que la física tenga un nuevo sentido y un nuevo enfoque.
Lo que tantos han tratado de estudiar como una alteración química, el amor, yo he tratado de estudiarlo como una nueva dimensión. Una dimensión que alteraría la física tal y como la conocemos. Tu experiencia no es más que la constatación de una realidad.
Ya Platón y Aristófanes intuyeron algo de este fenómeno cuando hablaban del mito de las almas gemelas, pero ellos no tenían los conocimientos científicos con los que contamos ahora y lo formularon desde el punto de vista filosófico, pero yo he querido demostrarlo de otra forma y tú has venido a demostrar que todo eso era cierto.

El problema que tenemos es que nada de lo que te ha pasado lo podemos demostrar con pruebas palpables. Ni siquiera podremos ser espectadores de un próximo encuentro porque la ventana sólo la pueden abrir dos almas gemelas que se amen de tal forma que sean capaces de plegar el universo. En ese momento el tiempo y el espacio dejan de existir y sólo pueden ser testigos de lo que pasa los amantes.

En ese momento Peter lo interrumpió y corrió a coger su móvil que había dejado sobre la mesa. Lo tomó y fue con él hasta el sillón en el que estaba sentado Paul. Encendió y el móvil, y en la pantalla aparecía como una línea negra dibujado un corazón y se lo enseñó al padre de John......

.-Esto es lo que Kahh dibujó en el aire y que en mi pantalla quedó como un corazón.- Peter volvía a estar entusiasmado y corrió hasta el maletín dónde tenía el portátil. Lo encendió y apareció el mismo corazón en la pantalla.

¡¡Todos estaban asombrados y no daban crédito a lo que veían!! Era la prueba de que las teorías de Paul eran ciertas.
Paul se levantó y abrazó a Peter casi levantándolo del suelo, pero notó que Peter estaba tenso.
.-Qué te ocurre Peter.- preguntó.

¿Cómo podré llegar a ella?

No




Fin de esta historia que si no gana este concurso me retiro y no cuento cómo al fin pudieron encontrarse los enamorados.
zampabol
zampabol
Magna Cum Laude
Magna Cum Laude

Mensajes : 8351
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por Rusko el Mar Mar 13, 2018 11:08 pm

Subo este hilo solo para que esté arriba y lo pueda leer. Es que me ha costado encontrarlo... (vale, ya no valen mis votaciones... solo es por curiosidad)
Rusko
Rusko
Magna Cum Laude
Magna Cum Laude

Mensajes : 7898
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

III Concurso de relatos: Ciencia-ficción Empty Re: III Concurso de relatos: Ciencia-ficción

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.