El foro Plural
Si quieres disfrutar de todos mis tutoriales, Regístrate.

¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por Dorogoi el Dom Jul 16, 2017 9:24 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Creo que por visitar esas casas delante de las que siempre hay un regimiento de turistas, cobran unos 20 € por visitarlas, y ya no te digo la Sagrada Familia que para pasar por allí desde la zona alta de Barcelona para abajo, entre autocares y turistas, no hay forma
de cruzar y pasar por delante de la entrada. Le sacan mas beneficios a esta reliquia gaudiana, que a cualquier gran empresa municipal. Que hartura de turismo, hasta los vecinos dicen que no pueden vivir con tantos visitantes a todas las horas del día, y parte de la noche, y porque la venta ambulante esta prohibida, pero alli pones un tenderete de gorras, abanicos y souvenirs, y te forras.
Hola,
sì, efectivamente, Barcelona es la ciudad Gaudì, creo haber visitado todo de Gaudì pero en la Sagrada Familia nunca pude entrar porque no tengo la paciencia de hacer esas colas de cientos de metros y esperar dos horas o màs.

En Barcelona leì que quieren limitar la cantidad de turistas. En realidad, cuando voy, no paré ni paro nunca en Barcelona sino en algùn pueblo alrededor, o de mis parientes, que viven a pocos kilòmetros (Conoceràs Sitges).

Saludos.

Dorogoi
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2328
Fecha de inscripción : 16/05/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por herrgoldmundo el Dom Jul 16, 2017 11:32 am

Hola a todos.

No pensaba intervenir en este hilo, porque sé que hacerlo es "pa ná y tontería", pero "nobleza obliga".
Solo los ciudadanos catalanes que sean ilustrados y no sean marxistas podrán evitar ser engañados por la mentira independentista. Sí, he dicho mentira independentista.
Las falacias del independentismo catalán han ido quedando al desnudo unas tras otras, bien desenmascaradas por la razón histórica o bien por la razón conforme a Derecho a la que están sujetos todos los estados democráticos actuales. Repito: todos.

El problema catalán, como lo denominara Ortega, se gestó a finales del SXVIII y principios del XIX, cuando Europa entera fue un hervidero de diferentes y variopintos sentimentalismos nacionalistas.
Fue entonces cuando Cataluña, que siempre se supo y se sintió española por imperativo histórico, comenzó a impregnarse de tontiloco provincianismo (definición de Unamuno); entonces, una reducida élite cultural e intelectual, a través del movimiento llamado " la reinaxença" (renacimiento) decidió promover la lengua y la cultura catalana para preservar lo que consideraron una identidad propia (particularismo) aliena a la española.
Hasta ese momento, la mayoría los ciudadanos catalanes eran y se reconocían como españoles, sin mayores problemas.
Los catalanes ilustrados de entonces, como más tarde otros como Jaume Balmes, Eugeni D´Ors o Eugeni Trias, sabían que Cataluña nunca fue reino histórico, ni mucho menos nación. De hecho, lo único que históricamente existió fue el reino de Aragón, al cual se incorporaron los condados catalanes tras romper sus lazos de vasallaje con los francos. Nunca hubo un reino de Cataluña. Primera mentira que fue necesario desmontar ante las mentes más alcornoqueñas y los defensores de pseudomorales eslavas.

Desmontada la primera mentira, razón histórica en mano, el mundo independentista se sirvió de la ideología marxista para pervertir y falsear la realidad, apelando a ficticios derechos de autodeterminación. Ya no importaba que Cataluña nunca hubiese sido reino ni nación histórica, así que la nueva mentira se comenzó a tejer en torno a sentimentalismos que apelaban a las libertades de los pueblos.
Así fue como Arana (ideólogo del nacionalismo vasco) y tontilocos catalanes como Macià y Companys legitimaron la singularidad de sus respectivas identidades provincianas.
Durante el gobierno frentepopulista de la II República, y aprovechando la connivencia entre el errado socialismo de Prieto y Azaña con el bolchevismo más subversivo, Companys declaró unilateralmente el Estado catalán (ante la sorpresa de Azaña). A continuación, quien a día de hoy es un mártir de la causa independentista (Lluís Companys) ordenó y firmó ejecuciones sumarísimas contra miles de ciudadanos catalanes contrarios al golpe institucional (por cierto, golpe muy parecido al que pretenden ensayar ahora los tontolabas del "procés").
La deriva subversiva del gobierno de Azaña, secuestrado por los comisarios políticos al servicio de la URSS, no solo permitió el golpe de Companys, sino que, además, permitió que se quemaran iglesias y conventos; permitió el asesinato y martirio (torturas y violaciones) de clérigos y monjas; permitió el pistolerismo de las izquierdas que asesinaron a políticos como Calvo Sotelo, y a miles de ciudadanos cuyos pecados consistían en ser conservadores y/o religiosos.
Ante estas circunstancias, el joven general Franco instó al ministro Valladares a proclamar el Estado de Excepción, aconsejándole aplicar la ley, conforme a derecho legal, para evitar lo que, de facto, ya era una revolución bolchevique en toda regla. Valladares desoyó los consejos de Franco, pero el general, aun así, siguió fiel a la legalidad institucional que representaba la II República. Ni el general Mola, ni el resto de generales implicados en un golpe militar para poner fin a la antidemocrática y subversiva II República, pudieron convencer a Franco para que se sumara al golpe, hasta que la misma gravedad de las circunstancias acabaron por convencer al general de que era necesario orquestar un Alzamiento Nacional.

Tras la guerra civil y la victoria de los nacionales, se suprimieron, como fue del todo lógico, las instituciones y los órganos de autogobierno de Cataluña. Así mismo, se impuso la lengua española como lengua institucional común a todas las regiones de España, tanto para realizar gestiones administrativas como para formar y educar en las escuelas nacionales. No se prohibió que la población catalana hablara catalán.

El victimismo y el resentimiento, generados tanto por la victoria como por las "represalias" de Franco, propiciaron la gestación de una nueva mentira: el derecho a la autodeterminación de Cataluña.
Tras la II GM, los tontilocos se las prometieron muy felices y creyeron ver en la ONU su nueva tabla de salvación. Franco era un dictador que resultaba anacrónico ante las demás naciones europeas, demócratas todas ellas, y había que apelar al reconocimiento de la ONU para que todos los territorios y colonias que fueron subyugados por las políticas imperialistas de las potencias europeas pudieran logran su emancipación.
Sin embargo, la ONU era muy clara al respecto: solo podrían optar al derecho de autodeterminación aquellas realidades nacionales o territorios que a lo largo de la historia hubiesen sido conquistados, colonizados y/o sometidos por otros. Este no era el caso de Cataluña. De hecho, la Corona de Aragón (donde estaban incorporados los condados catalanes) se anexionó voluntariamente a la Corona de Castilla tras la política matrimonial llevada a cabo por los RRCC. Así, de esta manera, tanto Castilla como Aragón, y por ende los condados catalanes, se hicieron España; sin que ninguna de las partes colonizara ni subyugara o conquistara a la otra.

Pero el independentismo catalán es cansino, y tras fracasar al intentar legitimar sus reivindicaciones a través de la razón: razón histórica (Cataluña nunca fue reino ni nación) y razón legal (el derecho de autodeterminación no es aplicable a Cataluña), los tontilocos no tuvieron más remedio que refugiarse en las mentiras y falacias del pensamiento sensible, irracional, pasional y emotivo.

La nueva estrategia pasaría por apelar a la voluntad popular, es decir, apelar al sentir mayoritario del pueblo. Ya no importaba que las mentiras del independentismo hubiesen sido desenmascaradas a través de la razón, porque lo que ahora importaría sería crear, primero, e imponer, después, una voluntad creada a la imagen y semejanza de la inteligentsia catalana (élite ideológica).
Para ello, los ideólogos del independentismo (pujolistas) se valieron de las bondades y debilidades de la errada Transición; una dadivosa Transición que dejó las competencias de educación en manos de las diferentes autonomías.
No tardaron los diferentes provincianismos, ahora crecidos en su soberbia, en "colar" sus respectivas lenguas en la educación de los niños de sus regiones. Al principio tímidamente, tan solo unas horas a la semana y como manera de preservar un bien y legado cultural. Pero a lo largo de la década de los años 80, y sobre todo en los 90, los vascos desarrollan su proyecto particularista de la ikastola, una escuela para imponer la lengua y la cultura vasca enfrentándola a la española; una escuela para crear sentimientos y voluntades.
En Cataluña sucede lo mismo, hasta que se impone la dictatorial Ley de inmersión lingüística que obliga a todos los niños catalanes a recibir su formación casi totalmente en catalán, salvo algunas horas lectivas en español.

Así, poco a poco, y valiéndose del control de la educación y más tarde de los medios de comunicación e información (diarios y TV autonómicas) las intelligentsias tontilocas no solo crearon sentimientos de apego hacia sus respectivas identidades provincianas, sino que inculcaron el odio y el desprecio hacia todo lo español.

A partir del año 2000, la locura y la irracionalidad se desbocan: los tontilocos ya tienen a varias generaciones de jóvenes adoctrinados desde la cuna; jóvenes que se sienten tan catalanes como antiespañoles. Hornadas de jóvenes ignorantes, que desconocen la historia y la realidad plural de España, y que serán adoctrinados y manipulados para reivindicar una entelequia y un gran engaño: la independencia de Cataluña.

Saludos a todos.

P. D. A quienes estén libres de los prejuicios y dogmas de las pseudomorales eslavas (marxistas) les recomiendo este artículo, firmado por un filósofo catalán, hijo de catalanes de rancio abolengo:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Está en catalán, así que si alguien demuestra interés le traduciré los párrafos que sean de su interés.

herrgoldmundo
Usuario super
Usuario super

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 01/06/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por barakarlofi el Dom Jul 16, 2017 12:58 pm

Muchas gracias por tu intervención que clarifica con argumentos históricos y demostrables, la enorme falacia de los golpistas catalanes. Pero de todo lo que explicas lo que destaco y lamento, es aquello de que nuevas generaciones de catalanes se han educado en el odio a todo lo español,

Saludos

barakarlofi
Veterano Plus
Veterano Plus

Mensajes : 1308
Fecha de inscripción : 15/05/2017

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por herrgoldmundo el Dom Jul 16, 2017 1:24 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola a todos.

No pensaba intervenir en este hilo, porque sé que hacerlo es "pa ná y tontería", pero "nobleza obliga".
Solo los ciudadanos catalanes que sean ilustrados y no sean marxistas podrán evitar ser engañados por la mentira independentista. Sí, he dicho mentira independentista.
Las falacias del independentismo catalán han ido quedando al desnudo unas tras otras, ya fueren desenmascaradas por la razón histórica o bien por la razón conforme a Derecho a la que están sujetos todos los estados democráticos actuales. Repito: todos.

El problema catalán, como lo denominara Ortega, se gestó a finales del SXVIII y principios del XIX, cuando Europa entera fue un hervidero de diferentes y variopintos sentimentalismos nacionalistas.
Fue entonces cuando Cataluña, que siempre se supo y se sintió española por imperativo histórico, comenzó a impregnarse de tontiloco provincianismo (definición de Unamuno); entonces, una reducida élite cultural e intelectual, a través del movimiento llamado " la reinaxença" (renacimiento) decidió promover la lengua y la cultura catalana para preservar lo que consideraron una identidad propia (particularismo) aliena a la española.
Hasta ese momento, la mayoría los ciudadanos catalanes eran y se reconocían como españoles, sin mayores problemas.
Los catalanes ilustrados de entonces, como más tarde otros como Jaume Balmes, Eugeni D´Ors o Eugeni Trias, sabían que Cataluña nunca fue reino histórico, ni mucho menos nación. De hecho, lo único que históricamente existió fue el reino de Aragón, al cual se incorporaron los condados catalanes tras romper sus lazos de vasallaje con los francos. Nunca hubo un reino de Cataluña. Primera mentira que fue necesario desmontar ante las mentes más alcornoqueñas y los defensores de pseudomorales eslavas.

Desmontada la primera mentira, razón histórica en mano, el mundo independentista se sirvió de la ideología marxista para pervertir y falsear la realidad, apelando a ficticios derechos de autodeterminación. Ya no importaba que Cataluña nunca hubiese sido reino ni nación histórica, así que la nueva mentira se comenzó a tejer en torno a sentimentalismos que apelaban a las libertades de los pueblos.
Así fue como Arana (ideólogo del nacionalismo vasco) y tontilocos catalanes como Macià y Companys legitimaron la singularidad de sus respectivas identidades provincianas.
Durante el gobierno frentepopulista de la II República, y aprovechando la connivencia entre el errado socialismo de Prieto y Azaña con el bolchevismo más subversivo, Companys declaró unilateralmente el Estado catalán (ante la sorpresa de Azaña). A continuación, quien a día de hoy es un mártir de la causa independentista (Lluís Companys) ordenó y firmó ejecuciones sumarísimas contra miles de ciudadanos catalanes contrarios al golpe institucional (por cierto, golpe muy parecido al que pretenden ensayar ahora los tontolabas del "procés").
La deriva subversiva del gobierno de Azaña, secuestrado por los comisarios políticos al servicio de la URSS, no solo permitió el golpe de Companys, sino que, además, permitió que se quemaran iglesias y conventos; permitió el asesinato y martirio (torturas y violaciones) de clérigos y monjas; permitió el pistolerismo de las izquierdas que asesinaron a políticos como Calvo Sotelo, y a miles de ciudadanos cuyos pecados consistían en ser conservadores y/o religiosos.
Ante estas circunstancias, el joven general Franco instó al ministro Valladares a proclamar el Estado de Excepción, aconsejándole aplicar la ley, conforme a derecho legal, para evitar lo que, de facto, ya era una revolución bolchevique en toda regla. Valladares desoyó los consejos de Franco, pero el general, aun así, siguió fiel a la legalidad institucional que representaba la II República. Ni el general Mola, ni el resto de generales implicados en un golpe militar para poner fin a la antidemocrática y subversiva II República, pudieron convencer a Franco para que se sumara al golpe, hasta que la misma gravedad de las circunstancias acabaron por convencer al general de que era necesario orquestar un Alzamiento Nacional.

Tras la guerra civil y la victoria de los nacionales, se suprimieron, como fue del todo lógico, las instituciones y los órganos de autogobierno de Cataluña. Así mismo, se impuso la lengua española como lengua institucional común a todas las regiones de España, tanto para realizar gestiones administrativas como para formar y educar en las escuelas nacionales. No se prohibió que la población catalana hablara catalán.

El victimismo y el resentimiento, generados tanto por la victoria como por las "represalias" de Franco, propiciaron la gestación de una nueva mentira: el derecho a la autodeterminación de Cataluña.
Tras la II GM, los tontilocos se las prometieron muy felices y creyeron ver en la ONU su nueva tabla de salvación. Franco era un dictador que resultaba anacrónico ante las demás naciones europeas, demócratas todas ellas, y había que apelar al reconocimiento de la ONU para que todos los territorios y colonias que fueron subyugados por las políticas imperialistas de las potencias europeas pudieran logran su emancipación.
Sin embargo, la ONU era muy clara al respecto: solo podrían optar al derecho de autodeterminación aquellas realidades nacionales o territorios que a lo largo de la historia hubiesen sido conquistados, colonizados y/o sometidos por otros. Este no era el caso de Cataluña. De hecho, la Corona de Aragón (donde estaban incorporados los condados catalanes) se anexionó voluntariamente a la Corona de Castilla tras la política matrimonial llevada a cabo por los RRCC. Así, de esta manera, tanto Castilla como Aragón, y por ende los condados catalanes, se hicieron España; sin que ninguna de las partes colonizara ni subyugara o conquistara a la otra.

Pero el independentismo catalán es cansino, y tras fracasar al intentar legitimar sus reivindicaciones a través de la razón: razón histórica (Cataluña nunca fue reino ni nación) y razón legal (el derecho de autodeterminación no es aplicable a Cataluña), los tontilocos no tuvieron más remedio que refugiarse en las mentiras y falacias del pensamiento sensible, irracional, pasional y emotivo.

La nueva estrategia pasaría por apelar a la voluntad popular, es decir, apelar al sentir mayoritario del pueblo. Ya no importaba que las mentiras del independentismo hubiesen sido desenmascaradas a través de la razón, porque lo que ahora importaría sería crear, primero, e imponer, después, una voluntad creada a la imagen y semejanza de la inteligentsia catalana (élite ideológica).
Para ello, los ideólogos del independentismo (pujolistas) se valieron de las bondades y debilidades de la errada Transición; una dadivosa Transición que dejó las competencias de educación en manos de las diferentes autonomías.
No tardaron los diferentes provincianismos, ahora crecidos en su soberbia, en "colar" sus respectivas lenguas en la educación de los niños de sus regiones. Al principio tímidamente, tan solo unas horas a la semana y como manera de preservar un bien y legado cultural. Pero a lo largo de la década de los años 80, y sobre todo en los 90, los vascos desarrollan su proyecto particularista de la ikastola, una escuela para imponer la lengua y la cultura vasca enfrentándola a la española; una escuela para crear sentimientos y voluntades.
En Cataluña sucede lo mismo, hasta que se impone la dictatorial Ley de inmersión lingüística que obliga a todos los niños catalanes a recibir su formación casi totalmente en catalán, salvo algunas horas lectivas en español.

Así, poco a poco, y valiéndose del control de la educación y más tarde de los medios de comunicación e información (diarios y TV autonómicas) las intelligentsias tontilocas no solo crearon sentimientos de apego hacia sus respectivas identidades provincianas, sino que inculcaron el odio y el desprecio hacia todo lo español.

A partir del año 2000, la locura y la irracionalidad se desbocan: los tontilocos ya tienen a varias generaciones de jóvenes adoctrinados desde la cuna; jóvenes que se sienten tan catalanes como antiespañoles. Hornadas de jóvenes ignorantes, que desconocen la historia y la realidad plural de España, y que serán adoctrinados y manipulados para reivindicar una entelequia y un gran engaño: la independencia de Cataluña.

Saludos a todos.

P. D. A quienes estén libres de los prejuicios y dogmas de las pseudomorales eslavas (marxistas) les recomiendo este artículo, firmado por un filósofo catalán, hijo de catalanes de rancio abolengo:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Está en catalán, así que si alguien demuestra interés le traduciré los párrafos que sean de su interés.

Entiendo perfectamente lo que dice con esa claridad con la que se explica, excepto una cosa, lo de 'pero "nobleza obliga"', aquí en este contexto de este hilo, no comprendo a que se refieres, pero da igual, no tiene la menor importancia.

Le reto a que hable ahora del nacionalismo españolista, de eso hondo amor a la patria española y su obsesión con la unidad de España, sin contradecir nada de lo que dice en este artículo.

herrgoldmundo
Usuario super
Usuario super

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 01/06/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por CIKITRAKE el Dom Jul 16, 2017 1:31 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola a todos.

No pensaba intervenir en este hilo, porque sé que hacerlo es "pa ná y tontería", pero "nobleza obliga".
Solo los ciudadanos catalanes que sean ilustrados y no sean marxistas podrán evitar ser engañados por la mentira independentista. Sí, he dicho mentira independentista.
Las falacias del independentismo catalán han ido quedando al desnudo unas tras otras, bien desenmascaradas por la razón histórica o bien por la razón conforme a Derecho a la que están sujetos todos los estados democráticos actuales. Repito: todos.

El problema catalán, como lo denominara Ortega, se gestó a finales del SXVIII y principios del XIX, cuando Europa entera fue un hervidero de diferentes y variopintos sentimentalismos nacionalistas.
Fue entonces cuando Cataluña, que siempre se supo y se sintió española por imperativo histórico, comenzó a impregnarse de tontiloco provincianismo (definición de Unamuno); entonces, una reducida élite cultural e intelectual, a través del movimiento llamado " la reinaxença" (renacimiento) decidió promover la lengua y la cultura catalana para preservar lo que consideraron una identidad propia (particularismo) aliena a la española.
Hasta ese momento, la mayoría los ciudadanos catalanes eran y se reconocían como españoles, sin mayores problemas.
Los catalanes ilustrados de entonces, como más tarde otros como Jaume Balmes, Eugeni D´Ors o Eugeni Trias, sabían que Cataluña nunca fue reino histórico, ni mucho menos nación. De hecho, lo único que históricamente existió fue el reino de Aragón, al cual se incorporaron los condados catalanes tras romper sus lazos de vasallaje con los francos. Nunca hubo un reino de Cataluña. Primera mentira que fue necesario desmontar ante las mentes más alcornoqueñas y los defensores de pseudomorales eslavas.

Desmontada la primera mentira, razón histórica en mano, el mundo independentista se sirvió de la ideología marxista para pervertir y falsear la realidad, apelando a ficticios derechos de autodeterminación. Ya no importaba que Cataluña nunca hubiese sido reino ni nación histórica, así que la nueva mentira se comenzó a tejer en torno a sentimentalismos que apelaban a las libertades de los pueblos.
Así fue como Arana (ideólogo del nacionalismo vasco) y tontilocos catalanes como Macià y Companys legitimaron la singularidad de sus respectivas identidades provincianas.
Durante el gobierno frentepopulista de la II República, y aprovechando la connivencia entre el errado socialismo de Prieto y Azaña con el bolchevismo más subversivo, Companys declaró unilateralmente el Estado catalán (ante la sorpresa de Azaña). A continuación, quien a día de hoy es un mártir de la causa independentista (Lluís Companys) ordenó y firmó ejecuciones sumarísimas contra miles de ciudadanos catalanes contrarios al golpe institucional (por cierto, golpe muy parecido al que pretenden ensayar ahora los tontolabas del "procés").
La deriva subversiva del gobierno de Azaña, secuestrado por los comisarios políticos al servicio de la URSS, no solo permitió el golpe de Companys, sino que, además, permitió que se quemaran iglesias y conventos; permitió el asesinato y martirio (torturas y violaciones) de clérigos y monjas; permitió el pistolerismo de las izquierdas que asesinaron a políticos como Calvo Sotelo, y a miles de ciudadanos cuyos pecados consistían en ser conservadores y/o religiosos.
Ante estas circunstancias, el joven general Franco instó al ministro Valladares a proclamar el Estado de Excepción, aconsejándole aplicar la ley, conforme a derecho legal, para evitar lo que, de facto, ya era una revolución bolchevique en toda regla. Valladares desoyó los consejos de Franco, pero el general, aun así, siguió fiel a la legalidad institucional que representaba la II República. Ni el general Mola, ni el resto de generales implicados en un golpe militar para poner fin a la antidemocrática y subversiva II República, pudieron convencer a Franco para que se sumara al golpe, hasta que la misma gravedad de las circunstancias acabaron por convencer al general de que era necesario orquestar un Alzamiento Nacional.

Tras la guerra civil y la victoria de los nacionales, se suprimieron, como fue del todo lógico, las instituciones y los órganos de autogobierno de Cataluña. Así mismo, se impuso la lengua española como lengua institucional común a todas las regiones de España, tanto para realizar gestiones administrativas como para formar y educar en las escuelas nacionales. No se prohibió que la población catalana hablara catalán.

El victimismo y el resentimiento, generados tanto por la victoria como por las "represalias" de Franco, propiciaron la gestación de una nueva mentira: el derecho a la autodeterminación de Cataluña.
Tras la II GM, los tontilocos se las prometieron muy felices y creyeron ver en la ONU su nueva tabla de salvación. Franco era un dictador que resultaba anacrónico ante las demás naciones europeas, demócratas todas ellas, y había que apelar al reconocimiento de la ONU para que todos los territorios y colonias que fueron subyugados por las políticas imperialistas de las potencias europeas pudieran logran su emancipación.
Sin embargo, la ONU era muy clara al respecto: solo podrían optar al derecho de autodeterminación aquellas realidades nacionales o territorios que a lo largo de la historia hubiesen sido conquistados, colonizados y/o sometidos por otros. Este no era el caso de Cataluña. De hecho, la Corona de Aragón (donde estaban incorporados los condados catalanes) se anexionó voluntariamente a la Corona de Castilla tras la política matrimonial llevada a cabo por los RRCC. Así, de esta manera, tanto Castilla como Aragón, y por ende los condados catalanes, se hicieron España; sin que ninguna de las partes colonizara ni subyugara o conquistara a la otra.

Pero el independentismo catalán es cansino, y tras fracasar al intentar legitimar sus reivindicaciones a través de la razón: razón histórica (Cataluña nunca fue reino ni nación) y razón legal (el derecho de autodeterminación no es aplicable a Cataluña), los tontilocos no tuvieron más remedio que refugiarse en las mentiras y falacias del pensamiento sensible, irracional, pasional y emotivo.

La nueva estrategia pasaría por apelar a la voluntad popular, es decir, apelar al sentir mayoritario del pueblo. Ya no importaba que las mentiras del independentismo hubiesen sido desenmascaradas a través de la razón, porque lo que ahora importaría sería crear, primero, e imponer, después, una voluntad creada a la imagen y semejanza de la inteligentsia catalana (élite ideológica).
Para ello, los ideólogos del independentismo (pujolistas) se valieron de las bondades y debilidades de la errada Transición; una dadivosa Transición que dejó las competencias de educación en manos de las diferentes autonomías.
No tardaron los diferentes provincianismos, ahora crecidos en su soberbia, en "colar" sus respectivas lenguas en la educación de los niños de sus regiones. Al principio tímidamente, tan solo unas horas a la semana y como manera de preservar un bien y legado cultural. Pero a lo largo de la década de los años 80, y sobre todo en los 90, los vascos desarrollan su proyecto particularista de la ikastola, una escuela para imponer la lengua y la cultura vasca enfrentándola a la española; una escuela para crear sentimientos y voluntades.
En Cataluña sucede lo mismo, hasta que se impone la dictatorial Ley de inmersión lingüística que obliga a todos los niños catalanes a recibir su formación casi totalmente en catalán, salvo algunas horas lectivas en español.

Así, poco a poco, y valiéndose del control de la educación y más tarde de los medios de comunicación e información (diarios y TV autonómicas) las intelligentsias tontilocas no solo crearon sentimientos de apego hacia sus respectivas identidades provincianas, sino que inculcaron el odio y el desprecio hacia todo lo español.

A partir del año 2000, la locura y la irracionalidad se desbocan: los tontilocos ya tienen a varias generaciones de jóvenes adoctrinados desde la cuna; jóvenes que se sienten tan catalanes como antiespañoles. Hornadas de jóvenes ignorantes, que desconocen la historia y la realidad plural de España, y que serán adoctrinados y manipulados para reivindicar una entelequia y un gran engaño: la independencia de Cataluña.

Saludos a todos.

P. D. A quienes estén libres de los prejuicios y dogmas de las pseudomorales eslavas (marxistas) les recomiendo este artículo, firmado por un filósofo catalán, hijo de catalanes de rancio abolengo:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Está en catalán, así que si alguien demuestra interés le traduciré los párrafos que sean de su interés.


Muy buen post herrgoldmundo!!! Te felicito y más claro agua, pero la mentira es un arma política y ya se sabe cómo la maneja la izquierda...
avatar
CIKITRAKE
Veterano Plus
Veterano Plus

Mensajes : 851
Fecha de inscripción : 28/04/2017

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por herrgoldmundo el Dom Jul 16, 2017 2:33 pm

Gracias Barakarlofi y Cikitrake. De todas maneras, he expuesto un resumen en exceso reduccionista, pero que creo que explica clara y pedagógicamente cómo se construyó la mitología del nacionalismo catalán a partir de los ombliguismos particularistas de un puñado de tontilocos provincianos.

Forero medio, nunca se hubiese dado un celoso nacionalismo españolista si, primero, no hubiesen proliferado los nacionalismos periféricos, como los llamaba Ortega.
De hecho, fíjese que cuando FE decide defender la unidad de España como una unidad de destino en lo universal lo hace, precisamente, porque, tiempo ha, los diferentes particularismos nacionalistas (vasco y catalán principalmente) ya llevaban tiempo atentando y conspirando contra la unidad indisoluble de España. Lluís Companys fue el primero en romper con la legalidad institucional y proclamar el Estado de Cataluña.
Todas las constituciones de los países desarrollados y democráticos, todas, blindan sus respectivas soberanías nacionales no permitiendo secesiones que rompan con la unidad de la nación. ¿Por qué habría de ser España una excepción?
Apelar al dictamen democrático (voluntad popular), como hacen los secesionistas catalanes y  los "marxistas" de diferentes pelajes, no ha lugar. Ningún país del mundo, ninguno, somete a votación popular la posibilidad de romper la unidad de la soberanía nacional.
¿Qué pamplinas "democráticas" quieren "vendernos" algunos listos?

El problema de los particularismos en España viene de muy lejos, y han sido avivados y alimentados a través de la leyenda negra creada por todos aquellos (Inglaterra principalmente) que a lo largo de la historia han sido enemigos de la nación española, primero, y del posterior imperio que se comezó a gestar tras el descubrimiento de América y la arribada al trono de Carlos I de España (nieto de los RRCC y Habsburgo).

Un saludo.

herrgoldmundo
Usuario super
Usuario super

Mensajes : 88
Fecha de inscripción : 01/06/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por Dorogoi el Dom Jul 16, 2017 2:43 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Alguien se ha dado cuenta que el "honorable" CIKITRAKE, honrado hombre de bien, primero terminaba su post:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
pero la mentira es un arma política y ya se sabe...


Y posteriormente añadió lo de "cómo la maneja la izquierda"

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
pero la mentira es un arma política y ya se sabe cómo la maneja la izquierda...


¿Será que los de la derecha son tontos y no saben ejercer su profesión?
risa    risa    risa    risa
¿Es lo ùnico que tienes para decir sobre la independncia de Cataluña?

Corto de miras. Very Happy
avatar
Dorogoi
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2328
Fecha de inscripción : 16/05/2017
Localización : Earth planet

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por zampabol el Dom Jul 16, 2017 3:48 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola,
No puedo leer todo por falta de tiempo, pero se aprende mucho en los foros. Por ejemplo, aprendi’ que hay gente en España que recuerda a Franco con orgullo; como en Italia hay quienes recuerdan a Mussolini.

Saber que recuerdan a un dictador criminal con orgullo no deja de ser instructivo para quienes no vivimos en esas sociedades.

Lo que aun no logro entender bien es ¿cual es el problema para España con que haya una secesion? ¿Que’ tanto le puede afectar que se separe una region que es autonoma? Solo cambiaria el modo de hacer negocios.

Tampoco entendi’ nunca el sentido de luchar por Las Malvinas/Falkland.

Saludos.

Esto es fácil de entender: Los problemas que ocurren en cualquier parte del territorio español incumbe a TODOS los españoles, y por tanto tienen que ser valorados por todos los españoles.
Imagina una comunidad de vecinos en la que el vecino del quinto dice que ya no pertenece a la comunidad y que se va a independizar. A partir de ese momento va a hacer lo que quiera en la fachada, va a cambiar su tramo de escalera y además se va a quedar con todo lo que invirtieron el resto de vecinos en la mejora del ascensor, portería, videovigilancia, etc etc.
No, una parte de España no puede decidir por cuenta propia porque eso no lo recoge la constitución y además no tiene sentido.

¿Qué pasa si Cataluña se separa con el patrimonio que yo tengo allí? ¿Me lo roban, me lo expropian o qué? Porque a lo mejor esos cuatro gatos que dicen querer separarse, son menos catalanes que yo aunque viva en otra zona de España y por residencia momentánea no me corresponda decidir (según ellos)
Los independentistas son una pandilla de mafiosos y chorizos y así hay que tratarlos.
avatar
zampabol
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2455
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por zampabol el Dom Jul 16, 2017 3:51 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola a todos.

No pensaba intervenir en este hilo, porque sé que hacerlo es "pa ná y tontería", pero "nobleza obliga".
Solo los ciudadanos catalanes que sean ilustrados y no sean marxistas podrán evitar ser engañados por la mentira independentista. Sí, he dicho mentira independentista.
Las falacias del independentismo catalán han ido quedando al desnudo unas tras otras, bien desenmascaradas por la razón histórica o bien por la razón conforme a Derecho a la que están sujetos todos los estados democráticos actuales. Repito: todos.

El problema catalán, como lo denominara Ortega, se gestó a finales del SXVIII y principios del XIX, cuando Europa entera fue un hervidero de diferentes y variopintos sentimentalismos nacionalistas.
Fue entonces cuando Cataluña, que siempre se supo y se sintió española por imperativo histórico, comenzó a impregnarse de tontiloco provincianismo (definición de Unamuno); entonces, una reducida élite cultural e intelectual, a través del movimiento llamado " la reinaxença" (renacimiento) decidió promover la lengua y la cultura catalana para preservar lo que consideraron una identidad propia (particularismo) aliena a la española.
Hasta ese momento, la mayoría los ciudadanos catalanes eran y se reconocían como españoles, sin mayores problemas.
Los catalanes ilustrados de entonces, como más tarde otros como Jaume Balmes, Eugeni D´Ors o Eugeni Trias, sabían que Cataluña nunca fue reino histórico, ni mucho menos nación. De hecho, lo único que históricamente existió fue el reino de Aragón, al cual se incorporaron los condados catalanes tras romper sus lazos de vasallaje con los francos. Nunca hubo un reino de Cataluña. Primera mentira que fue necesario desmontar ante las mentes más alcornoqueñas y los defensores de pseudomorales eslavas.

Desmontada la primera mentira, razón histórica en mano, el mundo independentista se sirvió de la ideología marxista para pervertir y falsear la realidad, apelando a ficticios derechos de autodeterminación. Ya no importaba que Cataluña nunca hubiese sido reino ni nación histórica, así que la nueva mentira se comenzó a tejer en torno a sentimentalismos que apelaban a las libertades de los pueblos.
Así fue como Arana (ideólogo del nacionalismo vasco) y tontilocos catalanes como Macià y Companys legitimaron la singularidad de sus respectivas identidades provincianas.
Durante el gobierno frentepopulista de la II República, y aprovechando la connivencia entre el errado socialismo de Prieto y Azaña con el bolchevismo más subversivo, Companys declaró unilateralmente el Estado catalán (ante la sorpresa de Azaña). A continuación, quien a día de hoy es un mártir de la causa independentista (Lluís Companys) ordenó y firmó ejecuciones sumarísimas contra miles de ciudadanos catalanes contrarios al golpe institucional (por cierto, golpe muy parecido al que pretenden ensayar ahora los tontolabas del "procés").
La deriva subversiva del gobierno de Azaña, secuestrado por los comisarios políticos al servicio de la URSS, no solo permitió el golpe de Companys, sino que, además, permitió que se quemaran iglesias y conventos; permitió el asesinato y martirio (torturas y violaciones) de clérigos y monjas; permitió el pistolerismo de las izquierdas que asesinaron a políticos como Calvo Sotelo, y a miles de ciudadanos cuyos pecados consistían en ser conservadores y/o religiosos.
Ante estas circunstancias, el joven general Franco instó al ministro Valladares a proclamar el Estado de Excepción, aconsejándole aplicar la ley, conforme a derecho legal, para evitar lo que, de facto, ya era una revolución bolchevique en toda regla. Valladares desoyó los consejos de Franco, pero el general, aun así, siguió fiel a la legalidad institucional que representaba la II República. Ni el general Mola, ni el resto de generales implicados en un golpe militar para poner fin a la antidemocrática y subversiva II República, pudieron convencer a Franco para que se sumara al golpe, hasta que la misma gravedad de las circunstancias acabaron por convencer al general de que era necesario orquestar un Alzamiento Nacional.

Tras la guerra civil y la victoria de los nacionales, se suprimieron, como fue del todo lógico, las instituciones y los órganos de autogobierno de Cataluña. Así mismo, se impuso la lengua española como lengua institucional común a todas las regiones de España, tanto para realizar gestiones administrativas como para formar y educar en las escuelas nacionales. No se prohibió que la población catalana hablara catalán.

El victimismo y el resentimiento, generados tanto por la victoria como por las "represalias" de Franco, propiciaron la gestación de una nueva mentira: el derecho a la autodeterminación de Cataluña.
Tras la II GM, los tontilocos se las prometieron muy felices y creyeron ver en la ONU su nueva tabla de salvación. Franco era un dictador que resultaba anacrónico ante las demás naciones europeas, demócratas todas ellas, y había que apelar al reconocimiento de la ONU para que todos los territorios y colonias que fueron subyugados por las políticas imperialistas de las potencias europeas pudieran logran su emancipación.
Sin embargo, la ONU era muy clara al respecto: solo podrían optar al derecho de autodeterminación aquellas realidades nacionales o territorios que a lo largo de la historia hubiesen sido conquistados, colonizados y/o sometidos por otros. Este no era el caso de Cataluña. De hecho, la Corona de Aragón (donde estaban incorporados los condados catalanes) se anexionó voluntariamente a la Corona de Castilla tras la política matrimonial llevada a cabo por los RRCC. Así, de esta manera, tanto Castilla como Aragón, y por ende los condados catalanes, se hicieron España; sin que ninguna de las partes colonizara ni subyugara o conquistara a la otra.

Pero el independentismo catalán es cansino, y tras fracasar al intentar legitimar sus reivindicaciones a través de la razón: razón histórica (Cataluña nunca fue reino ni nación) y razón legal (el derecho de autodeterminación no es aplicable a Cataluña), los tontilocos no tuvieron más remedio que refugiarse en las mentiras y falacias del pensamiento sensible, irracional, pasional y emotivo.

La nueva estrategia pasaría por apelar a la voluntad popular, es decir, apelar al sentir mayoritario del pueblo. Ya no importaba que las mentiras del independentismo hubiesen sido desenmascaradas a través de la razón, porque lo que ahora importaría sería crear, primero, e imponer, después, una voluntad creada a la imagen y semejanza de la inteligentsia catalana (élite ideológica).
Para ello, los ideólogos del independentismo (pujolistas) se valieron de las bondades y debilidades de la errada Transición; una dadivosa Transición que dejó las competencias de educación en manos de las diferentes autonomías.
No tardaron los diferentes provincianismos, ahora crecidos en su soberbia, en "colar" sus respectivas lenguas en la educación de los niños de sus regiones. Al principio tímidamente, tan solo unas horas a la semana y como manera de preservar un bien y legado cultural. Pero a lo largo de la década de los años 80, y sobre todo en los 90, los vascos desarrollan su proyecto particularista de la ikastola, una escuela para imponer la lengua y la cultura vasca enfrentándola a la española; una escuela para crear sentimientos y voluntades.
En Cataluña sucede lo mismo, hasta que se impone la dictatorial Ley de inmersión lingüística que obliga a todos los niños catalanes a recibir su formación casi totalmente en catalán, salvo algunas horas lectivas en español.

Así, poco a poco, y valiéndose del control de la educación y más tarde de los medios de comunicación e información (diarios y TV autonómicas) las intelligentsias tontilocas no solo crearon sentimientos de apego hacia sus respectivas identidades provincianas, sino que inculcaron el odio y el desprecio hacia todo lo español.

A partir del año 2000, la locura y la irracionalidad se desbocan: los tontilocos ya tienen a varias generaciones de jóvenes adoctrinados desde la cuna; jóvenes que se sienten tan catalanes como antiespañoles. Hornadas de jóvenes ignorantes, que desconocen la historia y la realidad plural de España, y que serán adoctrinados y manipulados para reivindicar una entelequia y un gran engaño: la independencia de Cataluña.

Saludos a todos.

P. D. A quienes estén libres de los prejuicios y dogmas de las pseudomorales eslavas (marxistas) les recomiendo este artículo, firmado por un filósofo catalán, hijo de catalanes de rancio abolengo:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Está en catalán, así que si alguien demuestra interés le traduciré los párrafos que sean de su interés.

Me parece un post magnífico Herrgolmundo. Ni una coma le quito. cheers
avatar
zampabol
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2455
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por zampabol el Dom Jul 16, 2017 3:54 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Alguien se ha dado cuenta que el "honorable" CIKITRAKE, honrado hombre de bien, primero terminaba su post:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
pero la mentira es un arma política y ya se sabe...


Y posteriormente añadió lo de "cómo la maneja la izquierda"

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
pero la mentira es un arma política y ya se sabe cómo la maneja la izquierda...


¿Será que los de la derecha son tontos y no saben ejercer su profesión?
risa    risa    risa    risa

Uffffff ¡¡¡Qué cacho de post!! ¡¡Qué altura intelectual!!, ¡¡Qué catarata de datos históricos, políticos, sociológicos, estadísticos que nos has brindado!! Me ha costado seguir el hilo de tu post por la brillantez y la profundidad de tus ideas.

Ahora entiendo por qué decías que nos encontrabas simples, aburridos y pesados.

Desde ya me considero tu fan Nº-1 cheers cheers cheers
avatar
zampabol
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2455
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por zampabol el Dom Jul 16, 2017 4:01 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Alguien se ha dado cuenta que el "honorable" CIKITRAKE, honrado hombre de bien, primero terminaba su post:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
pero la mentira es un arma política y ya se sabe...


Y posteriormente añadió lo de "cómo la maneja la izquierda"

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
pero la mentira es un arma política y ya se sabe cómo la maneja la izquierda...


¿Será que los de la derecha son tontos y no saben ejercer su profesión?
risa    risa    risa    risa
¿Es lo ùnico que tienes para decir sobre la independncia de Cataluña?

Corto de miras. Very Happy

¿Es que no has conseguido captar la fina ironía y el inteligentísimo humor de este Cualquiera?
A mí al principio me pareció el típico post de un simplón con la cultura de una lombriz, pero al ir leyendo más e ir profundizando en un pensamiento a la vez impresionista y gnoseológico, me fui dando cuenta que tras sus palabras se esconde una estética literaria que me hace recordar a las obras de Caravaggio con algunas pinceladas de retrofuturismo.
Creo que por fin hemos dado con ese usuario que siempre soñamos.

¡¡Me siento feliz!!


Y por eso hoy te voy a saludar.
avatar
zampabol
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2455
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por zampabol el Dom Jul 16, 2017 4:05 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Gracias Barakarlofi y Cikitrake. De todas maneras, he expuesto un resumen en exceso reduccionista, pero que creo que explica clara y pedagógicamente cómo se construyó la mitología del nacionalismo catalán a partir de los ombliguismos particularistas de un puñado de tontilocos provincianos.

Forero medio, nunca se hubiese dado un celoso nacionalismo españolista si, primero, no hubiesen proliferado los nacionalismos periféricos, como los llamaba Ortega.
De hecho, fíjese que cuando FE decide defender la unidad de España como una unidad de destino en lo universal lo hace, precisamente, porque, tiempo ha, los diferentes particularismos nacionalistas (vasco y catalán principalmente) ya llevaban tiempo atentando y conspirando contra la unidad indisoluble de España. Lluís Companys fue el primero en romper con la legalidad institucional y proclamar el Estado de Cataluña.
Todas las constituciones de los países desarrollados y democráticos, todas, blindan sus respectivas soberanías nacionales no permitiendo secesiones que rompan con la unidad de la nación. ¿Por qué habría de ser España una excepción?
Apelar al dictamen democrático (voluntad popular), como hacen los secesionistas catalanes y  los "marxistas" de diferentes pelajes, no ha lugar. Ningún país del mundo, ninguno, somete a votación popular la posibilidad de romper la unidad de la soberanía nacional.
¿Qué pamplinas "democráticas" quieren "vendernos" algunos listos?

El problema de los particularismos en España viene de muy lejos, y han sido avivados y alimentados a través de la leyenda negra creada por todos aquellos (Inglaterra principalmente) que a lo largo de la historia han sido enemigos de la nación española, primero, y del posterior imperio que se comezó a gestar tras el descubrimiento de América y la arribada al trono de Carlos I de España (nieto de los RRCC y Habsburgo).

Un saludo.

He visitado el enlace que das, y hay como temas más visitados dos sobre Jose Antonio y la falange. Tu eres de esa cuerda ideológica, no lo puedes negar, y yo no os entiendo. En este mismo foro hay varios mensajes tuyos donde declaras no creer en nada, y se te ve muy relativista y escéptico con lo que son "las verdades". Tu sabrás.

¡Verás el día que día que te enteres de que Jose Antonio era cien veces más rojo que tú, el disgusto que te vas a llevar!!

Aún no te voy a castigar con eso porque eres un hijo de la logse y se nota en cada frase que pones, pero en cuanto se me desate la vena desasnadora, vas a sufrir el quinario por ser tan parecido a Jóse Antonio Primo de Rivera.

Ten paciencia que ya te desasnaré
avatar
zampabol
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2455
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por zampabol el Dom Jul 16, 2017 4:07 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola a todos.

No pensaba intervenir en este hilo, porque sé que hacerlo es "pa ná y tontería", pero "nobleza obliga".
Solo los ciudadanos catalanes que sean ilustrados y no sean marxistas podrán evitar ser engañados por la mentira independentista. Sí, he dicho mentira independentista.
Las falacias del independentismo catalán han ido quedando al desnudo unas tras otras, bien desenmascaradas por la razón histórica o bien por la razón conforme a Derecho a la que están sujetos todos los estados democráticos actuales. Repito: todos.

El problema catalán, como lo denominara Ortega, se gestó a finales del SXVIII y principios del XIX, cuando Europa entera fue un hervidero de diferentes y variopintos sentimentalismos nacionalistas.
Fue entonces cuando Cataluña, que siempre se supo y se sintió española por imperativo histórico, comenzó a impregnarse de tontiloco provincianismo (definición de Unamuno); entonces, una reducida élite cultural e intelectual, a través del movimiento llamado " la reinaxença" (renacimiento) decidió promover la lengua y la cultura catalana para preservar lo que consideraron una identidad propia (particularismo) aliena a la española.
Hasta ese momento, la mayoría los ciudadanos catalanes eran y se reconocían como españoles, sin mayores problemas.
Los catalanes ilustrados de entonces, como más tarde otros como Jaume Balmes, Eugeni D´Ors o Eugeni Trias, sabían que Cataluña nunca fue reino histórico, ni mucho menos nación. De hecho, lo único que históricamente existió fue el reino de Aragón, al cual se incorporaron los condados catalanes tras romper sus lazos de vasallaje con los francos. Nunca hubo un reino de Cataluña. Primera mentira que fue necesario desmontar ante las mentes más alcornoqueñas y los defensores de pseudomorales eslavas.

Desmontada la primera mentira, razón histórica en mano, el mundo independentista se sirvió de la ideología marxista para pervertir y falsear la realidad, apelando a ficticios derechos de autodeterminación. Ya no importaba que Cataluña nunca hubiese sido reino ni nación histórica, así que la nueva mentira se comenzó a tejer en torno a sentimentalismos que apelaban a las libertades de los pueblos.
Así fue como Arana (ideólogo del nacionalismo vasco) y tontilocos catalanes como Macià y Companys legitimaron la singularidad de sus respectivas identidades provincianas.
Durante el gobierno frentepopulista de la II República, y aprovechando la connivencia entre el errado socialismo de Prieto y Azaña con el bolchevismo más subversivo, Companys declaró unilateralmente el Estado catalán (ante la sorpresa de Azaña). A continuación, quien a día de hoy es un mártir de la causa independentista (Lluís Companys) ordenó y firmó ejecuciones sumarísimas contra miles de ciudadanos catalanes contrarios al golpe institucional (por cierto, golpe muy parecido al que pretenden ensayar ahora los tontolabas del "procés").
La deriva subversiva del gobierno de Azaña, secuestrado por los comisarios políticos al servicio de la URSS, no solo permitió el golpe de Companys, sino que, además, permitió que se quemaran iglesias y conventos; permitió el asesinato y martirio (torturas y violaciones) de clérigos y monjas; permitió el pistolerismo de las izquierdas que asesinaron a políticos como Calvo Sotelo, y a miles de ciudadanos cuyos pecados consistían en ser conservadores y/o religiosos.
Ante estas circunstancias, el joven general Franco instó al ministro Valladares a proclamar el Estado de Excepción, aconsejándole aplicar la ley, conforme a derecho legal, para evitar lo que, de facto, ya era una revolución bolchevique en toda regla. Valladares desoyó los consejos de Franco, pero el general, aun así, siguió fiel a la legalidad institucional que representaba la II República. Ni el general Mola, ni el resto de generales implicados en un golpe militar para poner fin a la antidemocrática y subversiva II República, pudieron convencer a Franco para que se sumara al golpe, hasta que la misma gravedad de las circunstancias acabaron por convencer al general de que era necesario orquestar un Alzamiento Nacional.

Tras la guerra civil y la victoria de los nacionales, se suprimieron, como fue del todo lógico, las instituciones y los órganos de autogobierno de Cataluña. Así mismo, se impuso la lengua española como lengua institucional común a todas las regiones de España, tanto para realizar gestiones administrativas como para formar y educar en las escuelas nacionales. No se prohibió que la población catalana hablara catalán.

El victimismo y el resentimiento, generados tanto por la victoria como por las "represalias" de Franco, propiciaron la gestación de una nueva mentira: el derecho a la autodeterminación de Cataluña.
Tras la II GM, los tontilocos se las prometieron muy felices y creyeron ver en la ONU su nueva tabla de salvación. Franco era un dictador que resultaba anacrónico ante las demás naciones europeas, demócratas todas ellas, y había que apelar al reconocimiento de la ONU para que todos los territorios y colonias que fueron subyugados por las políticas imperialistas de las potencias europeas pudieran logran su emancipación.
Sin embargo, la ONU era muy clara al respecto: solo podrían optar al derecho de autodeterminación aquellas realidades nacionales o territorios que a lo largo de la historia hubiesen sido conquistados, colonizados y/o sometidos por otros. Este no era el caso de Cataluña. De hecho, la Corona de Aragón (donde estaban incorporados los condados catalanes) se anexionó voluntariamente a la Corona de Castilla tras la política matrimonial llevada a cabo por los RRCC. Así, de esta manera, tanto Castilla como Aragón, y por ende los condados catalanes, se hicieron España; sin que ninguna de las partes colonizara ni subyugara o conquistara a la otra.

Pero el independentismo catalán es cansino, y tras fracasar al intentar legitimar sus reivindicaciones a través de la razón: razón histórica (Cataluña nunca fue reino ni nación) y razón legal (el derecho de autodeterminación no es aplicable a Cataluña), los tontilocos no tuvieron más remedio que refugiarse en las mentiras y falacias del pensamiento sensible, irracional, pasional y emotivo.

La nueva estrategia pasaría por apelar a la voluntad popular, es decir, apelar al sentir mayoritario del pueblo. Ya no importaba que las mentiras del independentismo hubiesen sido desenmascaradas a través de la razón, porque lo que ahora importaría sería crear, primero, e imponer, después, una voluntad creada a la imagen y semejanza de la inteligentsia catalana (élite ideológica).
Para ello, los ideólogos del independentismo (pujolistas) se valieron de las bondades y debilidades de la errada Transición; una dadivosa Transición que dejó las competencias de educación en manos de las diferentes autonomías.
No tardaron los diferentes provincianismos, ahora crecidos en su soberbia, en "colar" sus respectivas lenguas en la educación de los niños de sus regiones. Al principio tímidamente, tan solo unas horas a la semana y como manera de preservar un bien y legado cultural. Pero a lo largo de la década de los años 80, y sobre todo en los 90, los vascos desarrollan su proyecto particularista de la ikastola, una escuela para imponer la lengua y la cultura vasca enfrentándola a la española; una escuela para crear sentimientos y voluntades.
En Cataluña sucede lo mismo, hasta que se impone la dictatorial Ley de inmersión lingüística que obliga a todos los niños catalanes a recibir su formación casi totalmente en catalán, salvo algunas horas lectivas en español.

Así, poco a poco, y valiéndose del control de la educación y más tarde de los medios de comunicación e información (diarios y TV autonómicas) las intelligentsias tontilocas no solo crearon sentimientos de apego hacia sus respectivas identidades provincianas, sino que inculcaron el odio y el desprecio hacia todo lo español.

A partir del año 2000, la locura y la irracionalidad se desbocan: los tontilocos ya tienen a varias generaciones de jóvenes adoctrinados desde la cuna; jóvenes que se sienten tan catalanes como antiespañoles. Hornadas de jóvenes ignorantes, que desconocen la historia y la realidad plural de España, y que serán adoctrinados y manipulados para reivindicar una entelequia y un gran engaño: la independencia de Cataluña.

Saludos a todos.

P. D. A quienes estén libres de los prejuicios y dogmas de las pseudomorales eslavas (marxistas) les recomiendo este artículo, firmado por un filósofo catalán, hijo de catalanes de rancio abolengo:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Está en catalán, así que si alguien demuestra interés le traduciré los párrafos que sean de su interés.

Entiendo perfectamente lo que dice con esa claridad con la que se explica, excepto una cosa, lo de 'pero "nobleza obliga"', aquí en este contexto de este hilo, no comprendo a que se refieres, pero da igual, no tiene la menor importancia.

Le reto a que hable ahora del nacionalismo españolista, de eso hondo amor a la patria española y su obsesión con la unidad de España, sin contradecir nada de lo que dice en este artículo.

No hay nada que explicar. España lleva más de mil años siendo nación y Cataluña jamás ha sido más que una región de España o parte de alguno de sus reinos.
avatar
zampabol
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2455
Fecha de inscripción : 27/04/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por Tombraider el Dom Jul 16, 2017 4:08 pm

Herrgoldmundo, no voy a copiar todo tu mensaje. Sólo decirte que el problema catalán empieza mucho antes. Cuando Ramón Berenguer IV se casa con Petronila, heredera del reino de Aragón que entonces tenía un añito. En ningún documento se dice que Ramón Berenguer se convierta en rey, pero los catalanes se aferran a que fue sucesor de Ramiro II y eso no fue así.

Después, en la Guerra de Sucesión, Cataluña en principio se pone de parte de Felipe V pero más tarde se cambia de bando y apoya a Carlos III. Pero como al final el rey fue Felipe V es aquí donde empieza la consabida causa independentista catalana

_________________
Una fiesta no empieza a ser divertida hasta que no se rompe algo
avatar
Tombraider
Veterano experto
Veterano experto

Mensajes : 1925
Fecha de inscripción : 09/06/2017
Edad : 27
Localización : Pandora

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por CIKITRAKE el Dom Jul 16, 2017 6:27 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Herrgoldmundo, no voy a copiar todo tu mensaje. Sólo decirte que el problema catalán empieza mucho antes. Cuando Ramón Berenguer IV se casa con Petronila, heredera del reino de Aragón que entonces tenía un añito. En ningún documento se dice que Ramón Berenguer se convierta en rey, pero los catalanes se aferran a que fue sucesor de Ramiro II y eso no fue así.

Después, en la Guerra de Sucesión, Cataluña en principio se pone de parte de Felipe V pero más tarde se cambia de bando y apoya a Carlos III. Pero como al final el rey fue Felipe V es aquí donde empieza la consabida causa independentista catalana

Ya se sabe, los catalanes siempre mareando a perdiz haber donde sacan más "PELAS"

A los catalanes les pierde la soberbia y como decía José María Aznar,... "antes conseguirán romper Cataluña que España". Saludos.
avatar
CIKITRAKE
Veterano Plus
Veterano Plus

Mensajes : 851
Fecha de inscripción : 28/04/2017

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por Dorogoi el Dom Jul 16, 2017 6:40 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:A los catalanes les pierde la soberbia y como decía José María Aznar,... "antes conseguirán romper Cataluña que España". Saludos.
Hola Ciki,
En democracia aparece una idea y se propone al pueblo. Si el pueblo la apoya por mayoría es una idea vencedora; si la idea no es lo que la gente quiere se nota en seguida. Es cierto que se dividirà Catalunya entre pro y contras, pero si la mayoría apoya esa idea significa que el destino de Catalunya no es ese que cree España. No se puede decir que es una idea malsana si la mayoría la vota; tampoco se puede decir que es la idea de un grupito cuando la vota la mayorìa..

Me parece descabellado proponer que elija toda España porque no tiene ningún interés común, ya sea sentimental, cultural o económico, con Catalunya.

Te saludo.
avatar
Dorogoi
Magister Doctor
Magister Doctor

Mensajes : 2328
Fecha de inscripción : 16/05/2017
Localización : Earth planet

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡ Y SI HABLAMOS DEL PROBLEMA INDEPENDETISTA DE CATALUÑA?

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.