El foro Plural
Si quieres disfrutar de todos mis tutoriales, Regístrate.

DE CUANDO EL DOLAR NOS DOMINABA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DE CUANDO EL DOLAR NOS DOMINABA

Mensaje por barakarlofi el Mar Dic 05, 2017 7:11 pm

De cuando el Dólar nos dominaba

Vuelvo a la palabra “Yanky” o “Yankee” porque claro a estos “Gringos” o “Guris” había que verlos, soportarlos y sufrirlos desde y bajo la tercermundista situación de la España de los años sesenta.
En esos años, España con la Dictadura en su mejor momento, empezaba a sacudirse toda la secuela de miseria y atraso de la guerra, y el aislamiento del resto del mundo. Pero aún así, un dólar valía alrededor de las 180 Pts. De aquellas pesetas de entonces, con las que con solo quince de ellas se podía comer decentemente, para quien pudiera podido costearse ese lujo, claro.
Los americanos como amablemente se le llamaba cuando enseñaban con mucha prepotencia su manojo de billetes verdes, eran los dueños y señores, y por donde pasaban, recibían todas clases de reverencias y parabienes. Además de que una variopinta corte de prostitutas, lacayos y vividores de medio pelo los seguían por toda la ciudad.

Su flota, la famosa US Navy esa que nos vigila de cerca, cuando con gran alboroto de espectadores se arrimaba a los puertos españoles, con ella llegaba la abundancia y la prosperidad. Entonces la distracción favorita de los marines era lanzarle al público ansioso y pobre, comida y monedas desde la altura de la cubierta de los barcos.

Teóricamente eran inquilinos y residentes de las tres bases militares españolas, pero en realidad eran dueños de toda España, pues hacían lo que les daba la gana. Eran intocables. Sus abusos con la población femenina fueron siempre silenciados, y las perversiones con las prostitutas eran de leyenda popular.

La leche en polvo y el queso americano que nos mandaron durante la posguerra, se lo cobraron luego con largueza, llevándose por toneladas y años el aceite de oliva a cambio de su repugnante aceite de soja.
Su fama de camorristas y pendenciero acobardaba a barrios enteros de las ciudades costeras cuando pasaban por las calles adoquinadas haciendo sonar sus botas de invasores.

Por todo esa forma de actuar imperialista y fascista, mi generación les odiaba, pero con temor. Se les temía, los argumentos que esgrimían para defenderse del rechazo popular no eran precisamente palabras. Y en aquellos años, en donde escribir algo fuera de la norma impuesta podía llevar al escritor a ser acusado de un acto de rebelión militar, tan solo se le podía incordiar con canciones, protestas, abucheos y alguna que otra tímida manifestación que casi siempre acababa en carrera y detenciones.

Por todo eso mi generación está muy lejos de la actual en consideración a los hijos del Tio Sam, sobre todo cuando se constata de que sus sistemas para con los países pobres siguen siendo los mismos y no han cambiado nada .

Rocinante
avatar
barakarlofi
Veterano Plus
Veterano Plus

Mensajes : 1309
Fecha de inscripción : 15/05/2017

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.